Ambiente muy caribeño para el Río Casino de Las Vegas

Interior del Rio Casino

Siguiendo con nuestro repaso a los casinos más curiosos y de más renombre del país, no nos podemos ir más allá de Las Vegas. La ciudad del entretenimiento está denominada así por algo y no solo porque las mejores salas de juego se encuentren allí, sino porque también ofrece otros planes alternativos muy jugosos. Eso sí, el juego es lo que más buscan los turistas que acuden al estado de Nevada y por tanto, nos vamos a desplazar a una de las sedes de los apostadores por antonomasia.

Nos tenemos que desplazar hasta el sur de la ciudad estadounidense. En esta zona tenemos varias posibilidades, entre ellas desplazarnos hasta el Strip de Las Vegas, ese pasillo central por el que nuestra mente se vuelve brillante y toda llena de colores. Eso es porque multitud de carteles luminosos de neón nos abren el paso hacia el pecado. Aunque en esta ocasión vamos a ignorarlo y vamos a coger otra de las vías principales de la ciudad.

Todos conoceremos el hotel Flamingo, uno de los más famosos de la zona y en el que se han rodado multitud de películas de Hollywood relacionadas con el juego. Tan importante se considera a este alojamiento que tiene una calle propia con su nombre, “Flamingo Road”. Esta vía es la que tenemos que encontrar para desplazarnos hasta nuestro destino. Este es el Hotel and Casino Río All Suite, un complejo ambientado en la cultura brasileña y en el que poder disfrutar como si estuvieras en tierras sudamericanas.

Su hotel es mundialmente conocido por tener las mejores suites de la zona y en cuanto a su casino es de los más modernos del territorio. Tiene muchas opciones de juego y no solo para ser uno mismo el protagonista. Y es que la sala da la posibilidad de ver a los mejores jugadores de poker del mundo en acción. Exacto, su casino es la sede oficial del World Series of Poker, todo ello gracias a que el patrocinador de dicha competición es el mismo que el propietario del local. Un privilegio más que encantador para sus clientes.

Historia del Río Casino

Fachada del Rio Casino

Fuente: bthetravelbrand.com

Lo primero que hay que explicar de esta sala de juegos es que se encuentra dentro del término municipal de Las Vegas, pero un poco más lejos de la ciudad. De hecho, hay que salirse de lo que es la capital mundial del matrimonio para encontrarlo. Y es que este casino está situado en Paradise, una especie de territorio adyacente a Las Vegas. Lo que en otros lugares se denomina como una pedanía, o más concretamente una entidad local menor, en Estados Unidos se le llama área no incorporada.

Las áreas no incorporadas son territorios que no pueden constituir una administración por sí mismas y por tanto deben estar gestionadas por una entidad superior que si tenga esas posibilidades. Es lo que le ocurre a Las Vegas con Paradise. Gran parte de los edificios que componen el Strip de la ciudad están dentro de este lugar y el Rio Casino no es una excepción.

El Río Casino es una construcción bastante joven, ya que fue inaugurada en enero de 1990. En sus inicios estaba destinado al público local, a diferencia de la mayoría de salas similares que existen ahora cuyo principal reclamo son los turistas. Sin embargo, el Río Casino aceptaba que para eso ya existían otros edificios y que el suyo debía cumplir las expectativas y necesidades de la población de su propio territorio. Como tal, fue construido por una empresa de la localidad situada en Nevada y que además era bastante famosa.

Marnell Corrao Associates tuvo el privilegio de iniciar las obras del local. La compañía está especializada en arquitectura y como ejemplo podemos poner el casino del Bellagio, uno de los más bonitos e imponentes que podemos encontrar en la ciudad. Con este precedente, ya se tenía claro que el ambiente del casino sería muy caribeño y con grandes raíces brasileñas. El complejo quedó muy equipado y listo para que los clientes disfrutaran de él cuanto antes. Algunos artistas sudamericanos fueron los encargados de presentar sus éxitos por primera vez en los actos de inauguración y poco a poco lo irían haciendo otros compositores musicales.

El hotel también cogió mucha fama en esos primeros años. Se considera que el primer resort de suites de Las Vegas se fundó en el Río Casino y lo cierto es que su sistema de alquileres funcionó muy bien en la época de los años noventa. En 1993 se tuvo que hacer una remodelación y se agregó una nueva torre de casi 20 pisos, compuesta por más habitaciones de alojamiento. Su coste fue bastante extenso y hasta 1997 fue la gran novedad. Solo hasta ese año porque fue cuando se construyó otra torre que servía como expansión al casino.

Dos años después, en 1999, entró en el negocio del Río Casino una gran empresa del sector del juego. Era la llamada Harrah’s Entertainment y actualmente denominada como Caesars Entertainment Corporation. La adquisición se llevó a cabo por cerca de novecientos millones de euros y además esto iba a suponer un cambio importante para los trabajadores de la sala de juegos. El contrato de compra animó al sindicato local de trabajadores culinarios a unirse y crear una herramienta para poder negociar con la empresa con respecto a sus derechos.

La propia orden de adquisición así lo indicaba y así se tuvo que hacer. Además, la empresa trajo algunas de sus mejores ideas al Río Casino para que este pudiera seguir prosperando. De primeras, casi todos los casinos de la cadena cuentan con unos animadores principales para la mayoría de funciones que se organizan en el casino. En algunos casos se tratan de músicos, en otros de magos y en otros de comediantes. En este caso fue variando, pero siempre tuvo una gran repercusión en el cliente que se acercaba a apostar por allí.

Otras de las ideas fue la construcción de un campo de mini-golf, para el que se contrató a una empresa líder en el sector. Igualmente se instaló una piscina climatizada en la entrada del hotel y lo cierto es que ambos fueron reclamos muy importantes dentro del complejo.

El Río Casino

Mesas del Rio Casino

Fuente: winnergroup.com

El casino tiene un espacio total de juego que asciende a 11.000 metros cuadrados. En ellos podemos encontrar una selección de unas 1.200 máquinas tragaperras de última tecnología. También tenemos unas 350 máquinas de video poker con máximos y mínimos que varían en función de su importancia. En algunos artilugios encontramos sistemas de mega-jackpots que pueden ser muy suculentos para los apostadores.

En cuanto a las mesas de juego existen un total de 80 con variantes muy dispares de los siguientes juegos:

La oferta no se queda ahí porque desde las siete de la mañana hasta la una de la madrugada se puede jugar al keno en el Río Casino. Tanto en el salón principal como en una de sus salas adyacentes se puede disfrutar de esta práctica e incluso desde la propia habitación se puede seguir el juego a través de varios canales. Las cámaras de video ayudan a que los jugadores puedan seguir las variantes de este juego: rojo y dorado. Además, incluyen varias pantallas a lo largo de la sala de juegos en la que se van indicando los números que van saliendo. El servicio de habitaciones también ofrece la posibilidad de llevarle los cartones a su departamento y cobrarle el importe de dicha tarjeta.

El Río Casino tiene una sala dedicada a las apuestas deportivas. Carreras de galgos, de caballos, y los principales eventos del momento se retransmiten tanto en este espacio como en el bar del local. Mientras tomas un descanso puedes estar observando el desarrollo de las carreras en 30 puestos individuales con su respectiva pantalla y otros 50 asientos más. En la sala existen seis pantallas gigantes y diez televisiones de alta definición algo más pequeñas, que estarán disponibles desde las nueve de la mañana hasta las once de la noche.

La sala de poker privada es otro de los grandes atractivos de la sala de juegos. Hasta 14 mesas esperan a los clientes durante las 24 horas del día, con relevos nocturnos de crupieres. Las mesas están equipadas con WiFi gratis y puertos USB de carga. En ella puedes ser enseñado a jugar a la variante de este juego que prefieras y encontrarás información sobre los mejores torneos de poker que se llevan a cabo dentro de Las Vegas. El Río Casino también organiza torneos de esta práctica y a los mejores clientes se les puede invitar a exhibiciones con los mejores jugadores del mundo.

Sus promociones son muy variadas, entre ellas ofrecen créditos para los mejores clientes. Con sus tarjetas vas recaudando puntos que después se pueden canjear en sus restaurantes. Los eventos que ha ido organizando a lo largo de su historia han sido muy significativos, entre ellos una carrera de karts con Michael Schumacher como gran invitado. Un casino que no deja indiferencia.

^ Volver arriba

Casino Bono 
CGMCasino Gran Madrid510€Jugar
pastonPastón620€Jugar
sportiumSportium510€Jugar