Exclusividad en Oceanía de la mano de Reef Casino

Cualquier lugar en este mundo es bueno para encontrar una sala de juegos en la que pasar un rato agradable. Hay casinos que están destinados a simplemente eso, pasar un tiempo determinado en él y después dejar paso a nuevos visitantes. Sin embargo, los magnates de este sector pretenden que las experiencias en sus edificios se vuelvan más completas. Que los periodos de tiempo que emplean los clientes en sus servicios aumenten y eso les de más opciones de ganancia. Por ello, los resorts cada vez están ganando cada vez más posiciones. La idea es ofrecer todo un repertorio completo.

Pero no es necesario tampoco acceder sí o sí a casinos de grandes cadenas hoteleras o del sector del entretenimiento. Hay más opciones aparte de estos complejos. Es lo que están empezando a ofrecer los casinos boutiques. Los casinos boutique se están poniendo de moda cada vez más en todo el mundo. La clientela busca una práctica mucho más íntima y que sea única para cada usuario. En la ciudad de Las Vegas es relativamente fácil encontrar algo parecido a lo que estamos comentando, aunque los expertos dicen que el movimiento de estas salas de juego comenzó en el continente europeo.

Un claro ejemplo de ello podrían ser los casinos de Mónaco. El Casino de Montecarlo, por ser más exactos, es uno de los edificios más exclusivos del mundo y que no solo destacan en lo que al juego se refiere, sino que cuentan con un servicio intachable, una ubicación de ensueño y además una decoración muy elegante, que no envidiaría para nada a la de un museo. Montecarlo seguramente sea la cumbre de Europa, la joya de la corona, sin embargo no es la única opción. Hay posibilidades más económicas para visitantes que lo primero que miren sea el bolsillo.

De una hablamos hoy y es del Reef Casino. Un lugar que seguramente cumple a la perfección todos los principios del casino boutique. De hecho es considerado como el mejor en todo el territorio australiano y además cuenta con la ventaja de que es el único que existe en la ciudad de Cairns. Su situación geográfica es muy buena, el ambiente es ideal, las recompensas cuantiosas, un servicio muy atento que junto a la magnífica escenografía lo hace ser muy especial. Comida, entretenimiento y cercanía. Para que pedir más.

Historia del Reef Casino

Fuente: casinosaustriainternational.com

El nacimiento del Reef Casino se produjo como ha ocurrido en otros muchos casos de famosos casinos que ahora son muy populares. Hay ciertas ciudades que van creciendo en cuanto a turismo y entretenimiento y eso lleva al gobierno de turno a potenciar la construcción de una sala de juegos en el territorio. La ciudad de Cairns, en el estado australiano de Queensland, tuvo esa necesidad a principios de los años 90 y por ello el estado de la región sacó una oferta pública para que las empresas interesadas presentaran sus proyectos.

Costó tiempo y varios años decidirse, pero finalmente en 1996 se aceptó la propuesta para construir el Reef Hotel Casino. Un edificio que pasó a formar parte de los conglomerados Casinos Austria International Limited y Accor Casino Investments. La organización austriaca tiene a su cargo grandes salas de juego en varias ciudades de su país. Seguramente los mejores casinos de este territorio europeo sean suyos, pero también necesitaba el apoyo de una empresa local que conociera la zona y que supiera guiarles en este sector. El resultado fue el casino que vamos a desgranar a continuación.

^ Volver arriba

Alrededores del Reef Casino

Fuente: nationalgeographic.com

Si por algo puede triunfar el Reef Casino es por el hecho de estar situado en una zona que atrae a muchos turistas, algo que ha sido así desde tiempos muy antiguos. Cairns es la quinta ciudad más poblada del estado de Queensland y la decimocuarta en toda Australia. Es una región relativamente joven y en sus inicios arrancó como un punto neurálgico en el sector de la minería. Las ciudades de alrededor acabarían por comerle el terreno es ese aspecto y la villa supo cambiar de tercio y hacerse importante en transporte de ferrocarril. Con los años se convirtió en una zona ideal para la agricultura.

Cairns destacó por ser un mercado mundial de azúcar, además de metales preciosos y oro. Sin embargo, con el tiempo su atracción acabaría siendo otra. Algo que para los habitantes de lugar era algo normal, pero que para el resto del mundo se convirtió en algo extraordinario. A orillas del Reef Casino se encuentra el denominado como Gran Arrecife de Coral, que se ha catalogado como una de las siete maravillas naturales del mundo. Se encuentra en el mar de Coral y desde la propia superficie se puede apreciar toda la estructura que llega a tener más de 340.000 kilómetros cuadrados.

Una barbaridad que recibió el título de Patrimonio de la Humanidad en 1981 y que hizo crecer a la ciudad en lo que al turismo se refiere. Millones de personas se desplazan a lo largo del año a la costa de Queensland para observar este fenómeno. Por ello, los complejos hoteleros de la zona no dudaron en su momento en aficionarse a realizar excursiones que pueden durar una jornada completa. Estas incluyen sesiones de todo tipo de prácticas en el mar como snorkel, buceo, pesca controlada y paseos en barco con el fondo de cristal para poder ver todo lo que se va recorriendo.

Esta es una de las razones por las que la empresa responsable de la sala de juegos decidió instalarse en este lugar. Los casinos boutiques proporcionan toda esta recreación al público y además incluyen grandes ofertas para que puedas disfrutar del juego en formato exclusivo. Las vistas de la ciudad desde sus habitaciones son espectaculares e incluso desde el mismo casino ofrecen asesoramiento sobre que ver en la villa y como moverse por ella. Sacar rédito al lugar se podría considerar sencillo, pero lo importante es tener una buena carta que presentar al cliente. El Reef Casino la tiene.

^ Volver arriba

Reef Casino

Fuente: accommodationperth.com.au

Uno de los aspectos que más llama la atención de esta sala de juegos es su cúpula de techo de cristal. Desde ella se puede avistar todo el horizonte del mar de Coral y solo por ello ya merece la pena entrar a dicha construcción. Su hotel se considera el más exclusivo de la ciudad de Cairns con cinco estrellas de valoración y lo mejor es que alrededor hay una zona de tiendas de lujo en las que las grandes celebrities, y todo el público que así lo desee, pueda realizar sus compras.

El espacio de alojamiento es de unas 128 personas, con precios para todos los gustos, mientras que en los dos bares que posee el casino se puede servir hasta un total de 500 personas a la misma vez. Cada uno de los bares tiene su correspondiente temática y una comida muy especial.

En cuanto al juego, el Reef Casino ofrece un total de 500 máquinas tragaperras de todos los tipos y con mínimos de diferente nivel. Todas ellas cuentan con la tecnología más avanzada, los mismo que sus juegos electrónicos entre los que se puede destacar el keno. Pero sin duda las mesas son las más reclamadas por la clientela del lugar y estas incluyen:

Esta última no es la única modalidad de póker que ofrecen, pero es la más destacada. Todas las semanas se realizan torneos de este tipo de juego y siempre atrae a una buena cantidad de apostadores. Las promociones es otro de sus aspectos a destacar, y es que en una zona así los paquetes de juego dan mucho rendimiento a estos lugares. Lo mismo que el club del Reef Casino al que se puede pertenecer por un módico precio.

El código de vestimenta de la sala suele ser bastante estricto, ya que se recomienda acudir con ropa elegante y que de buena impresión. La ropa de trabajo no se admite ni en hombres ni en mujeres y lo mismo ocurre con las prendas que no estén en buenas condiciones. Todo ello para asegurar que el entretenimiento no se vea truncado en el casino. Tanto la sala de teatro, como la sala de actuaciones incitan a que este no se acabe nunca.

El edificio se encuentra abierto todos los días de la semana. De lunes a jueves el horario de apertura es desde las 10 de la mañana hasta las cuatro de la madrugada del día siguiente, mientras que desde el viernes a las 10 hasta las cuatro de la mañana del lunes abre de forma continua y sin parones. Así los clientes pueden aprovechar el fin de semana entero para jugar cuando mejor les parezca. Luego en fechas señaladas como el día de navidad si que se encuentra cerrado.

Como podemos comprobar entretenimiento puro con una oferta muy seductora en un ambiente casi inmejorable. El lujo y el buen acomodamiento hacen ganar muchos puntos a estos casinos boutiques, así que Cairns podría convertirse en el próximo objetivo de muchos atrevidos.

^ Volver arriba

Casino Bono 
888888188€Jugar
botemaniaBotemania200€Jugar
Marca240€Jugar