La canción del incendio en el casino

Imagen de Deep Purple

Se ha convertido en todo un clásico. El mundo de los casinos siempre nos acaba trasladando al mundo de la música. Dos sectores que siempre han estado muy conectados. De hecho, en la segunda mitad del siglo XX era muy común que las salas de juego utilizaran a los artistas como reclamo para turistas. Los juegos de apuestas estaban en pleno crecimiento y quizá se necesitaba un extra de ayuda para poder darle el empujón definitivo hacia el público. Además, no solo el uno necesitó al otro, sino que también el otro se ayudó del uno.

Y es que también fue muy común que los grupos de música utilizaran la metáfora del juego para componer sus letras. Lo hemos visto ya en varias oportunidades, sobre todo porque más de un artista incluyó el juego en su buena vida. Pero no siempre las comparaciones han llevado al estrellato a los compositores. Algunos se centraron en la realidad de lo que pasaba a su alrededor para que las líneas de su grabación tomaran sentido. Y esas realidades también se desarrollaban en las casas de juego.

Lo explicamos de forma muy sencilla si nos centramos en la banda Deep Purple. Los británicos fueron unos absolutos pioneros en lo que al estilo de rock duro se refiere y también tuvieron mucho que ver en la expansión del heavy metal por la industria. Otro grupo de artistas histórico, compuesto por el cantante Ian Gillan, el batería Ian Paice, el bajista Roger Glover, el encargado del teclado Jon Lord y el guitarrista Ritchie Blackmore. Todos dignos de mención y muy importantes, ya que se les considera como la composición de músicos más completa que ha formado nunca la banda.

Todos ellos, junto con el resto de personajes que pasaron por la banda de Reino Unido, hicieron del grupo uno de los más influyentes en la historia de la música. Recibieron numerosos reconocimientos y todos merecidos. Pero hay un episodio en concreto que es en el que nos vamos a centrar hoy. Un episodio que dio lugar a una de sus canciones más conocidas e importantes. Y por supuesto tiene que ver con los casinos y con el juego. Para desgracia de la sala de la que vamos a hablar, porque seguro que no fue nada bueno para sus dueños en aquella época.

Nos desplazamos hasta 1971. Deep Purple ya se había empezado a asentar en el mundillo, a pesar de sus improvisaciones y locuras que solo una banda de rock puede sostener. Con la consolidación en marcha se disponían a grabar su sexto álbum, que finalmente sería conocido como “Machine Head”. El país elegido para llevarlo acabo había sido Suiza y la pequeña población de Montreaux iba a tener el privilegio de ser su cuna. Este lugar siempre había estado relacionado con el mundo de la música, ya que desde tiempo atrás se celebraban varios festivales. Como tal, grandes promotores se instalaron en la pequeña población de poco más de 25.000 habitantes. Un gran reclamo para artistas con ganas de triunfar.

Uno de los lugares preferidos para realizar conciertos era el Casino de Montreaux. Todo un símbolo para las casas de juego posteriores a esta y que siempre ha tenido un lugar destacado dentro de los casinos online. En 1881 se inauguró, aunque se tuvieron que llevar a cabo varias remodelaciones para que pudiera estar del todo listo desde un principio. Para inicios del nuevo siglo estaba más que listo y desde siempre sus magnates guardaron un especial cariño a los músicos y artistas.

La sala acogió presentaciones de gente muy famosa. Orquestas, directores, cantantes. Todo valía gracias a sus imponentes habitaciones en las que poder montar todo un escenario entero. En la década de los sesenta fue cuando los grupos de rock empezaron a moverse por tierras suizas y concretamente se fijaron en Montreaux. Cada uno con su estilo, pero lo que le iba a ocurrir a Deep Purple no se iba a poder categorizar como algo normal.

En 1971 los artistas de la banda se alojaron en un hotel muy cercano al Casino de Montreaux. Acudieron todos a excepción de Ian Gillian. Y es que el cantante había tenido un ataque de hepatitis y estaba en el hospital recuperándose. Al famoso cantante le gustaban bastante los mundos exóticos y entre ellos el del juego. El caso es que a Gillian le informaron de que debía guardar reposo para recuperarse del daño que había sufrido su cuerpo. Sin embargo, sus compañeros tenían que seguir grabando, asique se marcharon sin él a continuar con su camino. Todo estaba preparado en la sala de juegos suiza para su concierto, pero hubo un percance.

Otro grupo, llamado “The Mothers of Invention”, debían acabar su concierto antes de que nuestros protagonistas pasaran a la acción. En medio de la presentación, un fanático hizo saltar su pistola de bengalas con dirección al techo del casino. El fatídico resultado fue un incendio que obligó a desalojar por completo el complejo lo más rápido posible. Al principio, los músicos se lo tomaron un poco a broma, pero poco a poco vieron la magnitud del problema y al final tuvieron que recoger todo lo que pudieron a prisas.

No todo lo salvaron, ya que las pérdidas para el grupo fueron significativas. Mientras, los chicos de Deep Purple aguardaban en su hotel a la espera de su turno cuando se dieron cuenta de lo que estaba pasando. Roger Glover fue el primero que avistó una tremenda columna de humo devorando el famoso casino, a orillas del lago Ginebra. ¿Cuál fue su invento? Titular aquella imagen como “Smoke on the water”. Sin saberlo todavía había puesto nombre a una de sus canciones más famosas de toda la historia.

Y es que los miembros del grupo quisieron hacerse partícipes de aquella anécdota creando una canción que hablara exactamente de aquel famoso incendio. Lógicamente, no pudieron grabar el tema en aquel lugar, sino que se tuvieron que desplazar a un sótano para poder tocar todo su repertorio. Después de aquello, Glover convenció a Gillian para que escribiera una letra sobre todo lo que les había ocurrido en Montreaux durante aquellas semanas. No duraron mucho allí, ya que sus visados estaban llegando a su fin. Todo muy justo y rápido pero que tuvo como resultado el éxito “Smoke on the Water”.

La canción está dentro de las mejores canciones de todos los tiempos y se incluye entre los éxitos heavies más importantes y famosos de la historia. Un hito al alcance de muy pocos y que Deep Purple consiguió gracias al juego y a un casino. Pero, ¿qué fue más tarde del Casino de Montreaux?

Tras el fatídico accidente, el Casino de Montreux fue restaurado en 1975. No le fue nada fácil a los propietarios conseguir que volviera a estar operativo. Los festivales de música se tuvieron que desplazar a un centro de convenciones que se encontraba bastante cerca, hasta que la sala de juegos estuvo reinaugurada. Así se hizo hasta 1993, cuando de nuevo estos espectáculos se tuvieron que mudar. Regresarían de 1995 a 2006 y desde esa fecha estos eventos se reparten por distintos puntos de la ciudad. El evento principal está en el casino, aunque poco a poco va perdiendo fuelle.

En cuanto al juego, esta sala cuenta con más de 6.300 máquinas tragaperras repartidas en varias habitaciones. El mínimo es de apenas un céntimo y estas máquinas son de todo tipo, tanto con más de una pantalla, como con más de un puesto e incluso con la posibilidad de apostar a varios mercados al mismo tiempo.

En cuanto a los juegos que encontramos en las tablas tenemos:

Cuentan con varios puestos de juegos electrónicos. Los más destacados son los de video poker y los de ruleta. En esta sala de juegos la versión de ruleta que más aparece es la inglesa. También está la francesa, pero la que no encontramos es la ruleta europea. Hay algunas diferencias entre ellas y sorprende que en un país europeo falte este tipo de rueda.

El poker también cuenta con un lugar bastante destacado, ya que hay varias mesas para clientes exclusivos en las que poder disfrutar de la versión Texas Holdem. Con bastante frecuencia organizan torneos de este juego y ofrecen buenos descuentos a sus pupilos.

El grupo Barriére ha sido el encargado de monopolizar el sector de los casinos en este territorio y en los de alrededor. Incluso también cuentan con algunos casinos online en los que operan. Los resorts son otra de sus especialidades, ya que se mueven como pez en el agua en el sector servicios. Conforme los tiempos han ido cambiando, las casas de apuestas han cogido una dirección muy diferente de la que solían tener hace unos años. Aun así, sigue habiendo presentaciones de artistas muy reconocidos en el panorama internacional.

Para Deep Purple fue toda una aventura el viajar a Montreaux y seguro que ni ellos ni sus mayores fans olvidarán nunca esta hazaña. Una hazaña que les ayudó a ser lo que hoy son.

^ Volver arriba

Casino Bono 
Marca Casino220€Jugar
botemaniaBotemania200€Jugar
botemaniaWilliam Hill1.000€Jugar
888888100€Jugar
sportium casinoSportium500€Jugar