Tarragona podría albergar un nuevo casino en la Plaza Imperial Tarraco

Para quien no la conozca, Tarragona es una de las ciudades estrella que todo jugador debe visitar en Catalunya. Capital de provincia, séptima ciudad más poblada de la comunidad y una de las zonas más importantes a nivel histórico durante la etapa del Imperio Romano. Imposible pasarla por alto por lo que a relevancia se refiere y también por todo lo que puede ofrecer a nivel de ocio.

No solo conserva muchas ruinas antiguas como puedan ser la colonia de Tarraco, el anfiteatro romano, el foro o el cementerio paleocristiano. También cuenta con el atractivo de situarse en la costa noreste y de poseer una parte rural que da acceso a zonas más montañosas. En cuanto al juego cuenta con el Casino Tarragona, propiedad de Casino Barcelona y cuyo funcionamiento da una gran vitalidad a la ciudad. Sin embargo, un nuevo agente podría aterrizar en la ciudad portuaria dentro de poco.

Varios medios locales de la zona (entre ellos han sido TAC12 y Diari de Tarragona los que han estado más activos y los que más información han arrojado acerca de este tema) han publicado noticias que apuntarían a que el antiguo edificio de la Caixa Tarragona podría convertirse pronto en un nuevo casino.

La propuesta ya le habría llegado al propietario del edificio, que no es otro que el banco BBVA, aunque desde la entidad por ahora no confirman ni desmienten los hechos y se limitan a indicar que no hay ningún proceso de venta abierto en estos momentos. Y además el plan parece viable por normativa municipal urbanística a pesar de la cercanía de otros centros de juego de actividad similar.

El nuevo casino se ubicaría en la que hasta ahora era la planta baja del bloque y compartiría instalaciones también con un bingo. El despliegue total de la construcción de aproximadamente 7.000 metros cuadrados llegaría con un complejo hotelero que ocuparía el resto de plantas y que podría llegar a ser de hasta 200 habitaciones.

Desde el sector del juego tarraconense verían con buenos ojos un nuevo agente de este tipo, no solo por la gran cantidad de turismo que podría atraer, sino porque potenciaría que los visitantes llegaran fuera de las temporadas altas veraniegas en las que ahora mismo se están moviendo. Podría ser una solución para ese proceso de desestacionalidad turística que se quiere llevar a cabo.

Y aunque un nuevo casino físico pueda entrar en conflicto con el desarrollo de la industria de los casinos online, lo cierto es que las nuevas tragaperras, ruletas, mesas de poker y de bingo podrían estar ya en marcha para su desembarco en la Plaza Imperial Tarraco.

Así es el Caixa Tarragona

El edificio seleccionado para esta iniciativa es la que hasta ahora ejercía como antigua sede del Caixa Tarragona. Su construcción data del año 1975 y se llevó a cabo con motivo de la confección de oficinas para la que sería la caja de ahorros provincial de Tarragona. A partir de ahí ha ido siendo cómplice de todos los cambios y fusiones llevadas a cabo por estas financieras.

La denominada como Caixa Tarragona desapareció en 2010 tras su fusión junto a Caixa Catalunya y Caixa Manresa. El nuevo nombre elegido fue Catalunya Caixa y el centro neurálgico se desplazó a Barcelona. Por lo tanto, la Diputación de Tarragona se hizo cargo de las instalaciones adyacentes una vez que entraron en el abandono a partir de 2013.

El auditorio que se situaba en la planta baja ha sido utilizado de forma recurrente para la organización de conciertos de artistas locales, pero una vez que el traslado terminó en al año 2020 todo quedó desierto y en manos del BBVA, entidad que absorbería más adelante Catalunya Caixa.

Desde entonces han pasado tres años y es evidente que poco a poco la estructura ha ido notando la falta de mantenimiento. Lo que un día se convirtió en un centro neurálgico del sector de las finanzas con gran importancia a nivel territorial, ahora cuenta con un aspecto desaliñado. Los grafitis y las pintadas se han apoderado de él en un lugar tan céntrico como la plaza Imperial Tarraco.

En la última etapa un cartel de la inmobiliaria CBRE tapaba gran parte de la fachada informando de la posibilidad de adquirir el edificio. Y parece que ya tendría un futurible comprador si la idea del nuevo casino cala en las autoridades de la ciudad, a las que seguro habrá que convencer con un plan verdaderamente viable.

Catalunya no solo es uno de los territorios que más casinos, salas de juego y bingos regenta en todo el país, sino que en los últimos años ha sobrepasado a la Comunidad de Madrid en lo que a facturación de estos centros se refiere. Y si la misión es que el turismo se reparta a lo largo de todo el año y no solo en el periodo estival, movimientos de este tipo parecen los acertados.