El Hipódromo de Las Américas, un histórico mexicano

Muy pocos recintos en la Ciudad de México son tan famosos y emblemáticos como el Hipódromo de Las Américas, un complejo ubicado en Avenida Industria Militar S/N, Lomas de Sotelo, Residencial Militar, Miguel Hidalgo, Código Postal 11600.

Sin embargo, más allá de que la gente escucha sobre las carreras de caballos y ser el inmueble donde algunos tienen sus propias caballerizas, muy pocos conocen la historia detrás de este recinto, el cual también cuenta con su propio casino y restaurantes.

Origen

La idea del Hipódromo surgió cuando Bruno Pagliai quiso construir uno en Las Vegas, motivado porque el Golden Gate ya era el primer casino en operación en la ciudad desde 1901 y esta ciudad ya estaba dando sus primeros pasos hacia como la conocemos hoy en día.

Sin embargo, Pagliai recibió una negativa por parte de las autoridades, además de una misma respuesta en California. Fue ahí donde México surgió como una posibilidad.

Para 1941, el país solo tenía el Hipódromo de Agua Caliente (Tijuana) en operación, por lo que el proyecto lucía ambicioso y prometedor. Esto fue lo que convenció al presidente Manuel Ávila Camacho, un entusiasta del hipismo.

Si bien la concesión fue emitida durante el mandato de Lázaro Cárdenas, fue con el General Ávila Camacho que se dio la oportunidad de construir el segundo hipódromo del país y el primero en la capital.

Los accionistas principales (tanto con dinero y trabajo) fueron Gustavo Zepeda Carranza, Carlos Gómez y Gómez, José “Che” Méndez Salazar, Ben Smith, John I. Sullivan y el propio Pagliai, quienes creían firmemente que el hipódromo sería un éxito internacional, al aprovechar que la hípica estadounidense estaba parada por la Segunda Guerra Mundial.

Méndez y Pagliai pusieron manos a la obra en un terreno perteneciente a la Secretaría de la Defensa Nacional de casi 60 hectáreas, previendo la construcción del hipódromo, la pista, las caballerizas, un estacionamiento y una tribuna, con una concesión de 10 años exenta de impuestos.

El 6 de marzo de 1943, Manuel Ávila Camacho, junto con Carlos Calderón Guardia, en ese entonces presidente de Costa Rica, dieron inaugurada la Loma de Sotelo, con una carrera inaugural que fue ganada por la yegua Touch Betty.

La empresa española Codere es la que posee una mayor parte del hipódromo, el cual es operado por la Administradora Mexicana de Hipódromo.

Las instalaciones

La dimensión original de la pista era de 6.5 furlongs, hasta que se le amplió a su distancia original de 7 furlongs, el equivalente a 1,408 metros, además de permitir correr a 14 caballos de forma simultánea.

La tribuna tiene asientos para 20 mil personas, además de un sector de establos para acomodar a mil 700 caballos.

Las Américas cuenta con su propio casino: el Royal Yak. Este es el casino más grande de México y está considerado dentro de los mejores del país, con un servicio muy completo y siempre a la vanguardia.

El Royal Yak tiene más de 200 máquinas tragamonedas y decenas de mesas de juego para póker, blackjack, ruleta y baccarat, entre otros juegos. Este casino es sede de diversos torneos semanales, por lo que la diversión nunca se acaba.

Además, en su Sportsbook se puede disfrutar de los mejores eventos deportivos y realizar las mejores apuestas, siempre con la mejor atención y el trato amable de sus trabajadores.

Entre sus restaurantes se encuentran el Jockey Club, 1943, La Terraza y Gradas, donde se puede degustar de exquisitos platillos mientras se disfruta de una carrera.

Sus carreras

El Hándicap de las Américas es la carrera más importante anual, al recorrerse 1 1/16 de milla (1,7 kilómetros). Otros clásicos destacados son el Hándicap Día del Charro, con 905 metros de longitud, así como el Handicap Copa de Oro, con 2,4 kilómetros de longitud.

Las carreras son cada viernes, sábado y domingo, entre finales de enero y mediados de diciembre, además de las carreras por el natalicio de Benito Juárez.

El simple acceso a este lugar es de 20 pesos mexicanos y es un recinto completamente familiar, pero que también ofrece mucho entretenimiento a las personas.

El Hipódromo de Las Américas es, hoy por hoy, uno de los centros deportivos más importantes del país. Es por eso que hace unos días jockeys y trabajadores se manifestaron en el Anillo Periférico dirección sur, a la altura de la calzada Legaria, cerca de la avenida Industria Militar, para solicitar que el inmueble vuelva a la actividad, debido a las afectaciones económicas por la pandemia de Covid-19.

Casino Bono 
Bet365Bet365MX$2.000Jugar
Strendus CasinoStrendusMX$6.500Jugar
BodogBodogMX$26.000Jugar