Casinos mexicanos, entre la reapertura y las protestas

Los casinos en México viven distintas realidades ante la pandemia de Covid-19 que se ha desatado alrededor del mundo y que hasta la fecha ha causado estragos. Los establecimientos de juego se encuentran entre la reapertura y las protestas para que les permitan volver a tener gente en sus espacios, esto se debe a que el semáforo sanitario se encuentra en diferente color para cada una de las entidades y solamente los gobiernos de los estados son responsables de tomar sus propias determinaciones.

Los ejemplos más recientes de lo que se vive en los casinos con situaciones opuestas son Chihuahua y Nuevo León, mientras los establecimientos de una de las entidades luchan para que las ruletas no dejen de girar, en la otra incluso se ha festejado la reanudación de operaciones.

Una de las curiosidades al respecto es que Chihuahua se encuentra en semáforo naranja, mientras que Nuevo León en rojo, a continuación, se hablará un poco de la realidad que se vive en México en torno a los casinos.

Protestas en Chihuahua

El confinamiento y la incertidumbre impera en el estado del norte del país, especialmente en la industria de las máquinas tragamonedas y el póker, todos los establecimientos afines al giro de los juegos de azar se encuentran en medio de una protesta, a las afueras de los inmuebles se han colgado mantas exigiendo la reapertura de los mismos.

¡Abrimos o morimos!”, es la exigencia de los casinos hacia el gobierno. La consigna comenzó a tomar fuerza a principios de este mes para manifestar la gravedad de la situación que están padeciendo. Usualmente, este sector genera aproximadamente 8 mil empleos en el estado, mismos que se encuentran detenidos y en severos problemas económicos.

Distinto a otras entidades, el problema en Chihuahua es que no han logrado tener actividad en ningún momento de los 11 meses que llevan confinados ante el Covid-19.

Nuevo León habilitó la reapertura

El pasado 5 de febrero, la Secretaría de Salud de Nuevo León anunció la reapertura de los espacios de entretenimiento con un aforo máximo del 30% de su capacidad, además de que los domingos deben permanecer cerrados.

Desde la Secretaría de Salud de la entidad se dejó claro que la intención de la reapertura no es echar campanas al vuelo, mucho menos que el riesgo haya quedado atrás, simplemente representa la oportunidad de abrir algunos espacios antes el complicado momento económico.

La decisión llegó debido a la disminución local de casos y hospitalizaciones, en el caso de la ocupación de camas Covid-19, hubo un bajón del 85% al 75%.

Una de las curiosidades que se dio en los casinos neoleoneses es que estuvieron dispuestos a sumarse a la convocatoria del gobierno para adquirir vacunas contra el Covid-19, esto con la intención de que los establecimientos pudieran abrir a la brevedad.

Esta situación se dio unos días antes del anuncio de reapertura, cuando Jaime Rodríguez instaló un comité coordinador para la adquisición de la vacuna, fue ahí donde el mandatario de la entidad convocó al sector para colaborar con la compra, y la industria de juego se mostró dispuesta a participar.

Una vez que se confirmó la noticia en Nuevo León, hubo celebración en Nuevo León, incluso en instituciones como la iglesia católica o incluso en el Partido Revolucionario Institucional, quienes pidieron que se mantenga la responsabilidad para evitar una nueva marcha atrás.

«Recibimos con esperanza los avances que se están dando al permitirse, con las debidas precauciones sanitarias, la reactivación de espacios comerciales y de recreación, lo cual es un beneficio para todos, especialmente para los trabajadores. Confiamos en que estas acciones serán asumidas con responsabilidad por parte de todos, para evitar un retroceso que nos lleve a dar marcha atrás», declaró de manera pública el arzobispo Rogelio Cabrera.

«Apoyamos la reactivación económica. Creo que es un primer gran paso. Esto va a ayudar a miles de familias que están esperando precisamente esta oportunidad y a toda la ciudadanía en general, a los micros, pequeños y medianos empresarios», mencionó por otra parte Francisco Cienfuegos, precandidato a la alcaldía de Monterrey.

La actividad comercial en Nuevo León funciona de lunes a sábado de 05:00 horas a 23:00 horas y tiene contemplados a los casinos, teatros, cines, gimnasios y circos.