En el Edomex y Chihuahua solicitan reapertura de casinos

Si bien es cierto que algunos de los casinos en México ya comenzaron a funcionar, en muchos otros lugares del país no abrirán sus puertas hasta que el semáforo sanitario se encuentre en verde, tal es el caso de las salas de juego que se ubican en el estado de México y en Chihuahua, dos entidades federativas en las que los trabajadores han comenzado a exigir el reinicio de su actividad, misma que es la que los ayuda a llevar dinero a sus hogares.

En el caso del Estado de México, había entre 15 y 20 casinos en funcionamiento, mismos que se encuentran cerrados desde el pasado marzo. Es por esta razón que los trabajadores de los inmuebles han solicitado igualdad de condiciones con la Ciudad de México, sobre todo porque se sabe que gran cantidad de municipios mexiquenses forman parte del área metropolitana de la CDMX.

Luego de nueve meses completamente detenidos, varios trabajadores de casinos mexiquenses, se manifestaron frente al Palacio de Gobierno para exigir la reapertura de sus inmuebles. Los reclamos fueron hechos de manera directa hacia el gobernador Alfredo del Mazo, así como al secretario de salud Dabirel O’Shea Cuevas, la petición es que a más de 3 mil personas se les garantice la fuente de empleo.

«Pedimos la reapertura de los casinos para reactivar la economía. Ya vamos a cumplir nueve meses desempleados y esta situación afecta a unas 3.500 personas que viven de esto, de manera directa e indirecta», señaló Javier García, uno de los manifestantes, en declaraciones publicados por el periódico El Universal.

«Queremos que el Gobierno sepa que estamos dispuestos a cumplir con todas las medidas que nos indiquen», agregó el vocero de los trabajadores de casinos.

La protesta tuvo a unos 50 empleados provenientes de municipios como Metepec, Ecatepec, Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán y Huixquilucan, y se reunieron en la plaza de los mártires para protestar.

«Quisimos tener un acercamiento con las autoridades en Naucalpan, pero desafortunadamente no obtuvimos ninguna respuesta. No hemos tenido mesa de diálogo con el Gobierno del Estado de México hasta ahora», concluyó.

Por su parte, los inmuebles de Chihuahua en los que giran las ruletas, se juega en las máquinas tragamonedas y se pone en juego todo en las mesas de póker son varios: 9 en Ciudad Juárez, 2 en Delicias, 1 en Cuauhtémoc y 1 en Parral, todos ellos se han encontrado con pérdidas, adeudo de rentas, impuestos y contracciones.

Las pérdidas tienen un estimado de unos 350 millones de pesos, mismos que han afectado no solamente a las operadoras, sino también a los proveedores de bienes y servicios.

“Solicitamos dejar a un lado los prejuicios y evaluar de manera técnica los lineamientos y las resoluciones a los cuales estamos comprometidos como empresas responsables con la sociedad, con el Gobierno y, por supuesto, con el sector salud. Solicitamos que se sensibilice en la necesidad urgente y prioritaria de miles de familias chihuahuenses que necesitan sufragar sus necesidades elementales en alimentación, de vivienda y de prestación social”, dijo Aarón Santoyo, referente a nivel local de la Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuestas (AIEJA).

Para el empresario, los casinos son espacios con mayor seguridad que otros sectores comerciales considerados para iniciar actividades, debido a que pueden cumplir con altos estándares de prevención y con planes de acción bajo protocolos avalados por la Secretaría de Salud.

“Pensar que todas las personas que van al casino tienen un vicio es un error. Es como decir que todas las personas que van a un gimnasio son vigoréxicos, la personas que sufren ludopatía son muy pocas en porcentaje y deben atenderse; nosotros somos centros de entretenimiento y esparcimiento”, expresó.

Los representantes de los casinos solicitaron al diputado Omar Bazán medie con el gobierno para que se autorice la apertura con el aforo del 30%.

“Representantes de la industria me plantearon hacer la propuesta al Ejecutivo, para que se le autorice la reapertura con una afluencia del 30% y con todas las medidas de prevención», señaló Omar Bazán.

El legislador solicitó en un oficio dirigido al gobernador Javier Corral, que el sector ha implementado medidas y protocolos de seguridad sanitaria que les permiten garantizar seguridad y salud de empleados y clientes, por lo que los riesgos se minimizarían.