Buenos Aires iniciará verano sin casinos ni bingos

No queda duda de que este año es uno de los más atípicos para Argentina y el mundo, al punto de que existirán muchos cambios en las temporadas. Axel Kicillof, gobernador de la Provincia de Buenos Aires, señaló que la temporada de verano será distinta este año.

Para este periodo de tiempo, que abordará entre el 1 de diciembre y el 4 de abril, esperan que las vacaciones en la capital argentina puedan desempeñarse con todos los cuidados y la responsabilidad tanto por parte de los visitantes como para los que prestan servicios.

Sin embargo, no todas son buenas noticias, pues la temporada vacacional 2020-2021 no prevé que, de inicio, los casinos, salas de juegos ni bingos puedan abrir sus puertas en este arranque de asueto, por lo que solo queda esperar que la situación mejore.

Acompañado de Augusto Costa (Ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica), Verónica Magario (vicegobernadora), Guillermo Montenegro (intendente de General Pueyrredón), entre otras autoridades, Kicillof anunció en el Museo MAR de la ciudad de Mar del Plata sobre los protocolos que se tendrán para las vacaciones, que incluyen Navidad, Año Nuevo y que llegarán hasta Semana Santa.

“En esta temporada habrá protocolos, una serie de reglas muy rigurosas y completas para que vacacionemos seguros y cuidados”, expresó el gobernador de Buenos Aires. “Lo peor que podríamos hacer es no tomar los recaudos suficientes y abandonar todo lo que con esfuerzo venimos sosteniendo”.

Augusto Costa fue enfático al decir que cualquier lugar de diversión y ocio que opere en espacios cerrados queda prohibido, lo cual incluye en gran manera a los casinos, salas de juegos y bingos de la provincia.

“No habrá entretenimiento y esparcimiento en lugares cerrados”, sentenció el ministro en lo que a vetos de establecimientos se refiere. Nación, provincia y municipios están trabajando en conjunto para que los bonaerenses y los turistas del exterior puedan disfrutar de las bondades de la ciudad, pero siempre bajo estrictos protocolos sanitarios.

Los restaurantes, hoteles y hospedajes en general tendrán que cumplir con todas las medidas de seguridad que se impongan, con lo que se incluye el uso obligado de cubrebocas tanto para personal de trabajo como para visitantes, desinfección constante de manos, centros de lavado e higiene, así como la toma de temperatura.

“El objetivo es que podamos tener la mejor temporada posible, siempre atentos a la evolución de la situación epidemiológica”, añadió Costa en la conferencia de prensa, quien invitó a todos a no dejar de hacer todas las pautas de higiene, prevención y sana distancia, para que el número de contagios no aumente.

Representando un 9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), el turismo es una fuente de empleo para más de un millón de personas y se espera que sea clave para una reactivación económica en el país.

“Para nosotros es una enorme satisfacción estar anunciando hoy, en conjunto con ministros nacionales, provinciales e intendentes, que sabemos cómo va a ser esta temporada, conviviendo con el virus, pero aprovechando también, con todos los cuidados, los enormes atractivos y hospitalidad de nuestra provincia”, añadió Kicillof.

Casinos permanecen cerrados

Los grandes ausentes para esta temporada serán los casinos. Los jugadores tendrán que seguir esperando para volver a sus salas de juego y disfrutar de las cartas y las máquinas tragamonedas, pues aunque estos establecimientos ya habían entregado un protocolo sanitario, el gobierno no ha dado luz verde para su regreso.

Dicho proyecto estaba coordinado por empresarios y el sindicato, quienes buscaban que el gremio pudiera reactivarse y más de 250 mil empleados volvieran, con lo que se propuso reducir el número de usuarios que entren a sus inmuebles, así como la toma de temperatura en la entrada.

Los empleados tendrían que estar en turnos escalonados para evitar un sobrecupo o, en su defecto, llegar con ropa de trabajo directo al establecimiento. A esto también se le sumaría una distancia de un metro entre cada persona tanto en los accesos como entre los juegos de póker, tragaperras y demás, eso sin mencionar el hecho de que el cubrebocas y los guantes serán de uso obligado.

Las zonas de juego serían sometidas a limpieza frecuente y con puntos de desinfección de manos en cada área de juego; además de que tickets, comprobantes y dinero no podrían ser entregados con las manos.

Sin embargo, el gobierno no ha dado luz verde para que estos centros operen en Buenos Aires y tal parece que su regreso no será para este arranque veraniego.

Aunque no todas son malas noticias para el sector, pues hemos visto que algunos hipódromos como el de Palermo se les ha concedido el permiso de volver, en tanto el Casino Flotante junto con el Hipódromo anteriormente mencionado obtuvieron los permisos necesarios para operar en línea.

Casino Bono 
BodogBodogAR$78.000Jugar
Bet365Bet365BONOJugar
22bet22betAR$12.000Jugar