Los números de la buena suerte

numeros de la suerte ruleta

En ocasiones los casinos se convierten en lugares mágicos. Lugares en los que una buena estrategia puede llevar al jugador más osado al triunfo. Pero con una buena estrategia a veces no basta, sino que es la fortuna la que puede jugar un factor clave. Hay días en los que la racha positiva te persigue y no te permite abandonar el juego, aunque también hay otros en los que pareces estar gafado.

Mucha gente atribuye esa mística a la suerte en términos muy generales. Sin embargo desde la Edad Antigua se pensaba que el secreto estaba en los números. ¿Qué hay de cierto en todo esto? ¿Hay números de la suerte? Para destapar estas incógnitas es necesario adentrarse en las creencias de las diferentes culturas. Y parece que sí, que hay cifras que se consideran mágicas. ¿Cuáles son? Vamos a ello.

Los números de la suerte en Occidente

En la civilización occidental hay varios números que se consideran “afortunados”. Algunos provienen de las teorías de antiguos matemáticos y otros simplemente derivan de la tradición. No es estrictamente necesario que haya una lógica universal que explique por qué se prefiere un número a otro. A veces los sentimientos valen más que la propia razón y se van imponiendo de generación en generación.

El número siete

El 7 es el número de la suerte ‘por excelencia’ tanto en Europa como en el resto de continentes. Es una cifra que atrae la fortuna y que proporciona una dosis de intuición. Las razones de su éxito son esencialmente religiosas. Según el Génesis, primer libro de la Biblia, Dios creó el mundo en seis días y al séptimo descanso. De hecho muchos científicos que eran creyentes han ratificado la sucesión de días que marca este libro sagrado: el primer día Dios creó la noche y el día; el segundo, el cielo y el mar; el tercero, la tierra y la vegetación; el cuarto, las estrellas, el sol y la luna; el quinto, las criaturas del mar y del aire; el sexto, los animales y la humanidad; y por fin, al séptimo pudo descansar.

Para muchos teóricos la atracción del 7 reside en que se compone de los números 3 y 4. El tres representa lo celeste (el cielo) y el cuatro lo terrenal (la tierra), y la suma de ambos es 7. Éste podría simbolizar el puente de unión entre el cielo y la tierra. Pero más allá de lo religioso, en otras culturas se encuentran coincidencias que tienen que ver con el número siete. Los días de la semana, las maravillas, los planetas o los colores del arco iris.

El número cuatro

Ya ha sido mencionado anteriormente y como tal, el número 4 también atrae a la suerte. En el aspecto religioso representa lo terrenal, pero su encanto va mucho más allá. Esta cifra está presente en uno de los amuletos más respetados en la historia de la humanidad: el trébol de cuatro hojas. Incluso en la actualidad esta leyenda pervive. El trébol de cuatro hojas es muy complicado de encontrar y la tradición asegura que el que lo encuentra es feliz para el resto de su vida.

El número cuatro representa las cuatro cosas que son necesarias para alcanzar dicha felicidad: riqueza, salud, fama y amor. Cada materia se concentra en cada una de las hojas del trébol y lo hacen especial y único. Por todo ello se ha extendido su éxito a lo largo del tiempo. Si buscas la felicidad el cuatro es tu número.

El número trece

Se puede pensar que es un error. En teoría el número 13 representa todo lo contrario a la fortuna, pero por suerte la diversidad nos muestra que hay un país en el que no. Concretamente en Italia esta cifra está ligada al destino. El 13 de junio se celebra la festividad de San Antonio de Padua, un día muy importante para todos los italianos. Este personaje es el patrón de pobres, panaderos, albañiles, viajeros y mujeres estériles, y además es el santo al que se le pide ayuda para encontrar objetos que has perdido.

Su día es el 13 y se le venera mucho en este territorio. De hecho las leyendas antiguas aseguran que si en tus sueños se te aparece San Antonio de Padua es que te va a ocurrir algo realmente afortunado. Italia se convierte así en la excepción de Occidente, que por norma general tiene pánico al número 13.

números de la suerte dados

El número setenta y cinco

La menos conocida de todas es la fortuna que desprende el número 75. Todo parte de la premisa de dar por buena la teoría del matemático polaco Stanislaw Ulam. Este teórico ideó una fórmula que tiene su base en los números primos, es decir, aquellos que solo se pueden dividir entre sí mismos y entre uno. Pero no todos los primos son válidos para él, sino solo los que se consideran sagrados. Para él los números 1,3 y 7 lo eran. De esta forma se realiza una criba de la que se obtienen los siguientes resultados.

Ulam utiliza todos los números que seamos capaces de escribir sin obviar ninguno (se puede coger del 1 al 100 como base). Al comenzar por el uno, éste es el primer número de la suerte. Por tanto a raíz de él hay que ir descartando todos los segundos números, lo que quiere decir que eliminas todos los pares y te quedas con los impares. El siguiente número que encontramos es el tres, otro de los sagrados. Como tal se desecha cada tercer número que encontremos a partir de este (se descartaría por ejemplo el 5, el 11, el 17, el 23 y así sucesivamente).

El siguiente de los que sobreviven es el siete, el más afortunado de todos los números. Se hace lo mismo que en el caso del tres y se van eliminando los séptimos números que vayamos encontrando de los que aun quedan (por ejemplo el 19, el 39 o el 61). Si nos fijamos en los números que quedan hay cifras que se van repitiendo. Esos son tus números de la suerte según Ulam y entre ellos destaca el 75. Si la gente lo realiza en casa, todos los números acabados en 75 sobreviven a la criba. Una teoría muy alocada que se presenta a modo de juego. Cualquiera puede probarlo siguiendo las reglas.

Los números de la suerte en Oriente

Al igual que en Occidente, también en Oriente encontramos supersticiones en torno a ciertas cifras que atraen la buena fortuna. Hay una diferencia fundamental y es que las conclusiones no son tan unánimes como en el viejo continente. Cada cultura tiene unas creencias diferentes y podemos encontrar números suertudos en China que no lo son en Japón. Sin embargo hay consenso en algunos casos.

El número siete

De nuevo el número 7 aparece en escena. La influencia del mundo occidental ha calado sobre todo en el continente asiático. En Japón existía un pensamiento popular de que este número atraía la fortuna y lo reforzó el director Akira Kurosawa con su película ‘Los siete samuráis’. El film caló muy hondo en la sociedad nipona y también ayudó a que se proyectaran otras cintas en occidente inspiradas en esta.

los siete samuráis

cowboysindians.com

Además en algunos países es típico celebrar el séptimo día tras el nacimiento de un bebé y guardar luto al séptimo día del fallecimiento de una persona. Pequeños rituales muy significativos.

El número uno

Número suertudo por el hecho de representar al yang. En el taoísmo el ying y el yang son las dos fuerzas fundamentales que componen el universo y que son opuestas pero al mismo tiempo se complementan. Esta teoría simboliza al yang con el número uno. Se refiere al masculino, a lo celestial. Este concepto está asentado principalmente en China, dónde los habitantes son muy supersticiosos.

El número tres

En muchas culturas orientales el número tres suena como la palabra ‘nacimiento’. Es una cifra positiva relacionada con el hecho de vivir y por eso implica buena suerte. Además en la mitología lunar el símbolo de la luna es una rana, y algunos cuentos populares hablan de que esta rana lunar tiene tres patas.

El número ocho

Otro de los números por los que existe un consenso general en Oriente es el número 8. En algunos idiomas suena como la palabra “riqueza”, por lo que está ligada al éxito. En China, por ejemplo, se pagan grandes sumas de dinero porque el 8 aparezca en el número de teléfono móvil o en la matrícula del coche. Mientras que, en la zona más al norte también se le venera por el hecho de ser un número par. Los números pares se asocian al acompañamiento y por lo tanto representan el amor. Todo lo contrario que en Asia donde en general se prefieren los impares.

Las conclusiones dejan al número 7 como el único número que atrae la suerte en casi todos los lugares del mundo. Aun así, el resto de cifras son tan válidas como cualquier otras. Para las personas que apuestan con normalidad o que frecuentan casinos puede resultar de ayuda a la hora de decantarse por unos números u otros. La fortuna acecha en cada esquina, solo hay que saber encontrarla y aprovecharla.

Casino Bono 
888888188€Jugar
botemaniaBotemania200€Jugar
Marca240€Jugar
paf-logoPaf10€Jugar
Casino777Casino 777600€Jugar