Bonos

CasinoBonoCompatibilidad 
1200€
Desktop
Tablet
Mobile
Jugar
1000€
Desktop
Tablet
Mobile
Jugar
600€
Desktop
Tablet
Mobile
Jugar
500€
Desktop
Tablet
Mobile
Jugar
500€
Desktop
Tablet
Mobile
Jugar
200€
Desktop
Tablet
Mobile
Jugar
100€*
Desktop
Tablet
Mobile
Jugar

*El bono de Bet365 está sujeto a términos y condiciones que puedes consultar en esta sección.

Los bonos de bienvenida son una estrategia de marketing muy arraigada en el mundo de los casinos online. Consisten en el ofrecimiento de un dinero, que no suele ser dinero real reembolsable, con el que el jugador puede comenzar su andadura y probar los distintos juegos que la casa ofrece. En mayor o menor medida, casi todas las casas tienen algún presente preparado para los recién llegados.

Tipos de bonos de bienvenida

Bonos sin depósito

No son todos los que se atreven con este tipo de regalos, ya que implica que, a cambio tan solo de haberse registrado (introduciendo datos válidos para ello) ya van a contar con un bono de dinero para jugar. Son sin duda los más llamativos y dan la oportunidad al jugador de tomar contacto sin sentir que está arriesgando aún dinero.

Bonos tras el primer depósito

Estos bonos son los más habituales, consisten en que, a cambio de un importe mínimo de depósito inicial tras el registro del nuevo usuario, se entregue un porcentaje del mismo en forma de bono regalo. Las casas determinan para ello un depósito mínimo (10€ suele ser la cantidad más veces encontrada) a cambio del cual se reparten porcentajes de la cantidad depositada (el 50%, el 100%, el 200%…). Se establece, eso sí, una cantidad máxima de bono a entregar.

En algunos casinos el bono de bienvenida se ofrece en forma de paquete, premiando así no sólo el primero de los depósitos, sino también algunos de los subsiguientes. Parece una estrategia acertada puesto que así incentiva al jugador a realizar depósitos consecutivos en un plazo determinado de tiempo.

Condiciones de los bonos

Los bonos responden a una premisa fundamental: sirven para jugar, pero no son dinero real, retirable. Partiendo de esta base es de suponer que, si con ellos consiguiésemos beneficios jugando (imagina que consigues un jackpot o bote progresivo), habrías de cumplir con una serie de requisitos para poderlo retirar. A este conjunto de requisitos previos al retiro de los beneficios de un bono se les llama “requisitos de liberación” o “rollover”.

Normalmente implican varios extremos:

  • Habrás de poner en juego una cantidad en dinero real, calculada aplicando un multiplicador al bono obtenido o a éste + el depósito inicial. Si has obtenido un bono de 40€ y las condiciones de liberación implicaran poner en juego éste 20 veces, deberías jugar 40*20=800€ de dinero real antes de poder hacer una retirada.
  • No retires dinero de la cuenta hasta que se hayan cumplido los requisitos, ya que esto anularía las ganancias obtenidas.
  • Estate atento a los plazos: tanto la utilización del bono como el periodo durante el que se puede liberar son limitados, aunque se suele dar tiempo suficiente.
  • Hay que tener en cuenta que no todos los juegos van a servirte igual a la hora de liberar un bono. Esto significa que si estás jugando para liberar un bono, quizá a la cantidad apostada en un juego le tengas que aplicar un coeficiente menor que 1 (multiplicar por 0,25, por ejemplo). Esto es debido a la diferencia de riesgos que se asumen con unos juegos o con otros. El caso más evidente es el de la ruleta, en la que dependiendo del tipo de apuesta que realices puedes contribuir de manera muy distinta a la liberación del bono.