No todo es lo que parece en The Jack

ACDC cantando The Jack

¿Cuántas veces nos hemos encontrado con letras de canciones que parecen una cosa y en realidad quieren decir otra? Se podría decir que millones de veces. En muchas ocasiones, los propios autores de las canciones se encargan de arrojar algo de luz al asunto. En otras, simplemente los artistas dejan que sean los propios fans los que piensen lo que quieran sobre la canción. Esta suele ser la mejor forma de que la música contente a todos y no pueda disgustar a nadie. Es una buena forma de viralizar una letra algo confusa.

Sin embargo, con el paso de los años, los cantantes van dando menos importancia a revelar algunos de los secretos de sus grabaciones. Entonces cuentan toda la historia y es cuando todos los mitos y especulaciones caen como fichas de dominó. Qué mejor que empezar a destapar la verdad sobre algunos temas muy famosos y que además tienen que ver con el juego. En este caso con el poker, seguramente la disciplina que más han utilizado los grandes nombres de la historia de la música para sus metáforas y comparaciones.

La época de los años sesenta y setenta es en la que más vamos a encontrar ejemplos de este tipo. Los grupos de rock suelen ser clientes habituales de esta clase de fórmulas. Para ello nos vamos a fijar en la mejor banda de este estilo de la historia de la música, para muchos. Hay que reconocer que tienen una gran trayectoria y que se han ganado el reconocimiento del mundo entero. Nos referimos a AC/DC, “nada más, nada menos”, como ellos mismos afirmaban de sí mismos.

La banda se formó en Sydney en 1973. Sí, en tierras australianas y por si fuera poco fue formada por dos escoceses. Angus y Malcolm Young tuvieron que desplazarse a Oceanía por motivos de trabajo de su padre y allí desempeñaron su pasión por la música. A ellos se uniría más tarde el cantante Bon Scott, producto nacional de la tierra en la que se formaron. Lo mismo que el bajo Mark Evans y el batería Phil Rudd. Aunque en el futuro hubo reemplazos, los hermanos Young junto a Scott nunca se rindieron y siguieron con su idea original de triunfo.

En apenas un año publicaron su primer álbum y ya con el segundo fue con el que dieron el mayor paso adelante en el mundillo. “T.N.T.” fue clave para que AC/DC definiera por completo su estilo, algo ambiguo en sus primeros éxitos. También fue el primero que se publicó en todo el planeta y que pudo llegar a tierras inglesas y americanas, donde calaron más que en ningún otro lugar. Dentro de ese álbum estaba la canción “The Jack”. A veces también se le denominaba como “She’s got the Jack”. Este éxito tiene algo muy especial y que es digno de contar.

A priori la canción habla sobre el juego. Si traducimos la letra, ésta está llena de referencias sobre el poker, por lo que lo que vamos a desgranar a continuación lo que podría ser una primera interpretación acertada. En sus primeras líneas identifica las figuras de la baraja francesa de 52 cartas. La metáfora sugiere que están jugando contra una mujer que no juega muy limpio que digamos. Dicen que hace trampas y que tiene las manos preparadas, por eso siempre saca cartas muy buenas que superan a las suyas.

También hace referencia a los comodines. Y es que la baraja cuenta con dos comodines, aunque no suelen ser utilizados en algunos juegos. Mencionan que ellos llevaban buenas partidas con ases, pero ella siempre era capaz de conseguir un full y ganar la partida. Un full es una composición de una pareja y un trío (por ejemplo, dos treses y tres damas). Habla también del poker, una mano que consiste en tener las cuatro cartas de los cuatro palos con el mismo índice (por ejemplo, los cuatro reyes). Es la tercera mejor partida dentro de este juego.

La segunda es la escalera de color y la más alta la escalera real. Una mano que también era capaz de conseguir la mujer de la canción. La escalera real consiste en obtener el as, el rey, la dama, la jota y el diez del mismo palo. Para formar una escalera es necesario al menos tener cinco cartas que vayan seguidas y si además son del mismo palo y la forman las cartas más altas posibles, entonces ya no es posible perder la manga. La letra continúa diciendo que tenía todo preparado. Las cartas las sacaba de la parte de abajo del mazo de la baraja, así era fácil ganar.

Sin embargo, lo que más repite es “la jota”, que es el nombre original de la canción. En esta figura es en la que más se centra en toda la canción, ya que en la mayoría de partidas le acaba venciendo gracias a ella. “Ella tiene la jota”, se repite una y otra vez, de hecho, es la frase más repetida en la composición de la canción.

Esta podría ser la interpretación de la canción. Una interpretación que además, por sus rasgos, puede referirse a una partida de la variante Stud. No se especifica si se refiere a Stud Caribbean Poker, Seven Card Stud, Mississipi Stud, no se sabe. Pero tampoco es necesario porque en esta ocasión el juego se utiliza como metáfora. Una metáfora para una historia algo más oscura que debían contar los miembros de AC/DC.

Unos años atrás, cuando la banda aún no se había movido de Australia, pero ya era muy popular allí, tuvieron un pequeño percance con una mujer. Además, este problema empañó a todos los miembros del grupo uno por uno. Al parecer estos chicos eran muy de compartir y de hacerlo sin preguntar y sin tapujo alguno. Con ello ya vamos dejando pistas de que una bella dama los encandiló a todos, tanto que les acabó contagiando una enfermedad de transmisión sexual.

Más concretamente, nos referimos a gonorrea. La dolencia provoca que las gónadas se infecten, al igual que las vías urinarias. El caso es que en su continente la forma coloquial de llamar a dicho virus era “The Jack” y de ahí derivó la canción. Puede sonar un poco hardcore, pero quizá de esa manera se puedan comprender algo mejor las lineas de la canción. Sobre todo la parte en la que repiten “Ella tiene la jota”, que en este caso ya podemos decir que sería más bien “Ella tiene la gonorrea”.

AC/DC quiso disfrazar de partida de poker esta historia, aunque años más tarde acabaría saliendo a la luz. El autor de la letra fue Bon Scott. El cantante siempre ha comentado que se inspiró en una carta que la chica le envió a Malcolm Young desde Melbourne. Entonces, el grupo estaba de gira por Adelaide, una de las ciudades más grandes de Australia y la capital del estado de Australia del Sur. En esa carta la mujer le contaba al guitarrista su problema y en ese momento acabó alertando a toda la banda.

Scott escribió varias versiones con una letra bastante más explícita. Sin embargo, tuvieron que modificarla para que pudiera llegar a oídos de todos los públicos. Además, este éxito podía ser uno de los que sonara en medios públicos como la radio y por tanto la composición tenía que tomar tintes comerciales. El mayor de los Young siempre dijo que cuando se hizo la prueba para comprobar si tenía le enfermedad, él estaba limpio. Aunque por sus primeras piezas parecen existir bastantes dudas sobre su testimonio.

Cuando pasó el tiempo fueron abandonando poco a poco la metáfora del poker. Sobre todo en sus conciertos se acabaron desmelenando e incluso llegaron a contar en directo el verdadero significado que tenía aquella canción. No ocurrió así en sus primeras veces, no por vergüenza sino porque decidieron que se lo pasarían bien a costa de su problema. Angus, el menor de los Young, fue el que más énfasis le ponía a la grabación. Tanto que cuando la cantaban y llegaban a la parte en la que repiten “She’s got the Jack”, solían ir señalando una a una a las chicas que se encontraban en la primera fila. A ellas les parecía fantástico y se lo tomaban como un cumplido que les hacían los músicos. Pero para nada era así.

Con el tiempo, y cuando se supo toda la verdad, ellos seguían con su parafernalia, pero las chicas solían apartarse cuando les señalaban. Además, trataban de huir hacia el pasillo, algo que se estableció como una especie de tradición cuando sonaba este tema. Un apunte bastante cómico para unos y de bastante mal gusto para otros. Una canción que para los más fieles se quedará con la interpretación inicial de poker y que para los más críticos será una llamada al reproche.

El fin es que la banda se hizo muy famosa con este éxito y su álbum. Los reconocimientos que ha obtenido el grupo a lo largo de su historia son innombrables. Como resumen podemos decir que están entre las listas de mejores artistas de todos los tiempos, ocupan una posición muy alta entre las mejores bandas de rock de la música y que han vendido cientos de millones de discos en todo el mundo. Algo harían bien.

^ Volver arriba

Casino Bono 
888888188€Jugar
botemaniaBotemania200€Jugar
Marca240€Jugar