La jugada maldita de Motörhead

As de picas de casino

Si echamos un vistazo a la música, de nuevo volvemos a encontrar referencias muy claras a juegos muy famosos de casinos. La comparación de la vida como si fuera un juego ha sido bastante utilizada por un gran elenco de artistas, aunque no todos han tenido éxito. Seguramente, la mayoría de ellos no imaginaba que podría triunfar si en sus temas hacía referencia a casinos o a este tipo de pasatiempos. Pero en el fondo, para algunas bandas, esas canciones son las que les han hecho un hueco destacado en el salón de la fama.

La historia que queremos explicar tiene que ver con una banda británica de rock que nació en 1975. El compositor Lemmy Kilmister fue el padre fundador de la misma, después de que tuviera conflictos con los miembros de su anterior grupo. Sus compañeros de Hawkwind no tuvieron reparo en mostrarle la puerta de salida y Kilmister decidió que el mundo de la música no se había acabado para él. Formó el grupo Motörhead junto al guitarrista Larry Wallis y el batería Lucas Fox.

Motörhead tuvo una gran repercusión a principios de los años ochenta, poco después de su formación. Su música siempre fue etiquetada como heavy metal y otros estilos más duros que emanan de éste. Sin embargo, el propio Kilmister siempre rechazó estos términos y autodenominó el estilo de la banda como rock and roll. De hecho, en algunas canciones sí que se pueden considerar de esta manera, sin embargo en otras deja bastante que desear ese pensamiento.

Sus letras siempre se impregnaron de un espíritu rebelde. Nunca tuvieron reparos en hablar de sexo, drogas, guerra e incluso de criticar el abuso de poder. En sus inicios el nombre de la banda iba a ser el de “Bastard”, pero se sospechaba que tendrían bastantes problemas para salir en los medios con ese nombre. El caso es que todo esto también era compatible con el juego. Algunos de los miembros eran habituales apostadores en partidas privadas en casinos y en casa con amigos. Por tanto, era cuestión de tiempo que esas vivencias se proyectaran en su música.

Finalmente iba a ocurrir en el año 1980. Fue en esta fecha cuando el grupo saca a la luz su tercer álbum titulado “Ace of Spades”, y que en la traducción significa as de picas. No solo el álbum iba a tomar ese nombre, sino que también uno de sus singles se llamaba de esa manera. Un single muy conocido y que se acabaría convirtiendo en el más importante y famoso de toda su producción. Una canción que se inspira en el juego.

La letra inspira a un jugador al que le da igual ganar o perder. Dice que el placer está en jugar y que si eso es lo que te gusta te llevarás a las mil maravillas con este personaje. Refleja que no le importa las manos que saque, incluso cuando son muy malas. De hecho, nombra una serie de tiradas que son bastante deficientes en los craps. Pero no solo en los dados, sino que también habla de juegos de cartas, concretamente del poker.

En la composición se nombra una jugada que está relacionada con el mundo de los juegos de cartas y con la mala suerte. Pero todo eso no le importa porque él va a seguir jugando. Además, indica que no es una persona codiciosa. No tiene la necesidad de ganar manos para continuar en el juego. Y por supuesto repite en varias oportunidades que la única carta que necesita es el as de picas.

La jugada de los dados a la que hace referencia es a la denominada como “ojos de serpiente”. Esta se obtiene de tirar dos de los dados y obtener un uno en cada uno de ellos. Como tal, los dos puntos se parecen a un par de ojos y eso hace que se vincule con la figura de la serpiente. Este animal estaba considerado en las civilizaciones antiguas como símbolo de la traición y por tanto de la mala fortuna.

En los craps, en los que se utilizan dos dados, es la jugada más baja posible. El doce es el número más alto que se puede obtener y el más bajo es el dos. Por tanto, esta jugada suele ser de las peores de los juegos de dados. Por eso el artista quiere mostrar que la suerte no está con él cuando obtiene el “snake eyes”. Las probabilidades de obtener los dos unos es de 2,7%.

En cuanto a la jugada de cartas hay que indagar un poco más. La grabación dice literalmente “la mano del muerto otra vez”. ¿Qué es eso de la mano del muerto? La mano del muerto es una baza que se puede obtener en el poker, en cualquiera de sus variedades (la más habitual es la de Texas Holdem). En cuanto al juego no es una mala mano, pero hay un oscuro secreto detrás de ella que la hace que se considere de mala suerte.

Tradicionalmente a los jugadores de poker les gustaba jugar con la espalda apoyada en la pared. Esto puede parecer una simple superstición, pero tiene su explicación. En el antiguo oeste era habitual que los delincuentes entraran en las cantinas a deshacerse de sus enemigos. En estos locales era donde más conflictos se producían y la gran pantalla así nos lo ha hecho saber en la mayoría de producciones de este tipo. Los jugadores tenían la teoría de que si tenían una perspectiva de todo el local podrían evitar los ataques.

La principal razón de este fenómeno era evitar que esos ataques se produjeran por la espalda. En numerosas ocasiones se han producido ataques de este tipo. Sin embargo, hay una ocasión determinada que es la que da origen a los malos presagios. Nos situamos en Nuttal y Mann’s, un salón asentado en la ciudad de Deadwood, en Dakota del Sur. La noche del 1 de agosto de 1986 varios jugadores de poker se reunieron en una de las mesas del lugar, como lo solían hacer habitualmente.

Uno de ellos era James Butler Hickock, conocido como “el salvaje Bill”, y otro de ellos se llamaba Jack McCall, un conocido maleante de la época. A ambos les encantaba el juego de cartas, pero en aquella ocasión McCall no tuvo precisamente su mejor noche. Perdió gran parte de su dinero en favor de Hickock. Tanto que finalmente éste le acabó devolviendo parte de lo que había perdido para que al menos pudiera tomarse algo en la cantina. McCall estaba rabioso y se tomó muy mal el gesto de su rival.

Imagen del grupo Motörhead

Fuente: anfetaminarock.blogspot.com

 

Al día siguiente, el salvaje Bill entró a la sala a jugar de nuevo a las cartas. Todos los sitios estaban ocupados a excepción de uno, pero le dejaba muy desprotegido respecto a un posible ataque. Bill trató de cambiar la posición a alguno de los apostadores, pero al final cedió y se sentó. Sus temores se confirmaron porque al poco tiempo surgió McCall por la puerta trasera del local y le disparó en la nuca. Hickock murió al instante y su asesino salió huyendo del lugar.

En el informe de las autoridades se indicó que las cartas que tenía en la mano el fallecido en el momento del disparo eran los dos ases negros y los dos ochos negros. Desde entonces a todo jugador que obtiene esas cuatro cartas juntas (as de picas, as de tréboles, ocho de picas y otro de tréboles) en la misma mano, se dice que tiene la mano del muerto. La leyenda indica que eso da mala suerte y que lo más recomendable para el jugador es que abandone la partida.

Lemmy Kilmister conocía bien esta historia y le quiso hacer un guiño en su canción “aces of spades”. Habría que preguntarle al protagonista, pero lo más probable es que la conociera porque él mismo también era un gran fan del juego. En la canción habla de dados y poker, sin embargo a Kilmister lo que más le gustaban eran las máquinas tragaperras. Largas tardes de su tiempo libre las pasaba apostando en los slots de los casinos cercanos a su lugar de residencia. Aunque de forma excepcional también se aficionó a otras prácticas.

La grabación de Motörhead no tardó mucho en convertirse en todo un éxito. Llegó a alcanzar el número 15 en las listas de éxitos británicas, mientras que su álbum completo ocupó el número cuatro en muchos lugares del mundo. A partir de ese momento sus giras fueron todo un éxito y fueron interpretando el tema en directo por multitud de países y ciudades importantes. La canción demostró que una banda no tiene por qué ajustarse a los cánones que demandan las listas de éxitos para formar parte de ellas. Se puede mantener un estilo propio y ser un triunfador en el mundo de la música.

Motörhead pasó de estar considerada como “la peor banda del mundo”, con apenas dos años de vida, a ganarse el reconocimiento como uno de los grupos más importantes dentro del heavy metal británico. Al principio estuvieron a punto de rendirse. Llegaron a plantearse el disolver la banda, pero persistieron y acabaron logrando su objetivo. Este “ace of spades” es la mejor muestra.

Una muestra más de que la música puede ser la mejor forma para dejar salir los secretos más oscuros de los propios artistas. El juego tiene estas cosas.

Casino Bono 
Marca Casino220€Jugar
botemaniaBotemania200€Jugar
botemaniaWilliam Hill1.000€Jugar
888888100€Jugar
sportium casinoSportium500€Jugar