Los casinos avanzan hacia la nueva era de los e-sports

Los casinos están diseñados desde su aparición para fomentar el entretenimiento entre el público. Componen una forma muy atractiva de ofrecer al espectador unas ganancias a través de un riesgo. Un riesgo que muchos apostadores asumen en exceso en determinadas ocasiones.

Cada individuo debe ser consciente del contratiempo al que se expone en cada situación, aunque esto nunca ha significado un problema para las salas de juego. El problema que están encontrando recientemente es que ciertos segmentos de la sociedad no terminan de interesarse en lo que estos pueden ofrecer.

Para ello no hay mejor ejemplo en el que fijarse que en la ciudad del juego por doquier: Las Vegas. La ciudad norteamericana ha sido la cuna del juego en todas sus ramas y sus exposiciones. Es raro encontrar gente que no se vea atraída por esta localidad, aunque no la conozca, aunque no comparta de sus diversiones o aunque no permita verse atraído por las casas de juego.

Todo el mundo ha buscado siempre desplazarse a este lugar, aunque solo fuera a hacer turismo. Sin embargo, hay un par de cosas que se deben tener en cuenta con respecto a la ciudad que nunca duerme.

Y es que los magnates de los casinos están observando que cada vez más gente de en torno a los cincuenta años visita la ciudad y se acaba quedando impregnada de sus encantos. Esto implica que es este sector el que acaba apostando en sus salas de juego, mientras que la gente joven se va quedando atrás.

Llegará un momento en el que ese mercado se agote y a los salones de juego les toque forzosamente buscar una solución. Ocurre en todos los ámbitos de la sociedad y este no es una excepción. La pregunta de por qué los casinos no conectan con la juventud está en el aire.

El avance de las nuevas tecnologías también tiene una parte de responsabilidad de todo ello. Los casinos online han sustituido a los casinos presenciales en muchos de los casos y por ello muchos jóvenes eligen apostar desde casa.

Así lo demuestra el segundo informe trimestral de este año 2018 de la Dirección General de Ordenación de Juego (DGJO) sobre el mercado del juego online en España. Un total de 167,2 millones ha generado el mercado en estos meses, de los cuales un 52,4% provienen de las apuestas y un 33,8% de los casinos.

Con respecto al trimestre anterior ha habido un avance de dinero generado de un 2,33%, mientras que con respecto al mismo trimestre del año anterior el crecimiento alcanza más del 40%. Un verdadero auge, que viene a confirmar que las construcciones de los casinos deben reciclarse para poder competir y acercarse al público más joven.

Aunque para eso primero hay que plantearse las razones de que el segmento comprendido entre los 18 y los 25 años se esté quedando atrás. Prefieren apostar en la comodidad del propio hogar y dedicarse a otro tipo de prácticas, y eso también tiene consecuencias.

El apostador pasa un menor tiempo en una casa de apuesta online que en un casino. El ambiente que genera toda la parafernalia de las máquinas de azar es imposible que lo genere una página web online por mucho que se invierta. El ambiente de estos lugares acaba atrapando y te lleva a un estado de agitación en el que todo es posible en tu mente.

A veces también acaba siendo posible en la realidad. Sin embargo, en los casinos online el público va directo a lo que quiere, sin rodeos y sin pensar en invertir en otros juegos o mercados.

Pero ni si quiera los ‘millennials’ se ven contagiados de esa atmósfera que crean los salones de juego. Han nacido un nuevo tipo de deportes que cautivan más que juegos muy tradicionales como la ruleta o el blackjack. Hablamos de los e-sports.

Los e-sports son deportes electrónicos que se desarrollan a través de videojuegos. Los ejemplos más sencillos los tenemos en competiciones de League of Leyends o torneos de juegos de FIFA a nivel mundial. El seguimiento que tienen estos eventos en las redes sociales y en el público joven crece a pasos agigantados. Los registros sobrepasan cualquier barrera de medición que podamos imaginar.

A los casinos, y cuando nos referimos a casinos en general hablamos tanto de presenciales como online, no han podido mirar hacia otra parte ante el fenómeno que tienen en frente. Había que buscar la manera de poder integrarlos junto a las apuestas más comunes de los juegos que han triunfado históricamente en la industria.

Solo de esa manera podrían formar parte de todo el sistema creado por los e-sports. Muchas soluciones y novedades están aún por llegar, pero es interesante empezar a ver lo que los casinos están ideando. Todo el mundo quiere subirse a un carro que coge más y más velocidad.

En primer lugar, los casinos han empezado a servirse de los propios desarrolladores de juegos para mejorar sus máquinas de azar. Los rodillos de toda la vida sobreviven, pero están ganando mucho terreno las máquinas de juegos online. Hasta la fecha todas ellas tenían un mecanismo a priori simple y parecido al de las máquinas tragaperras tradicionales.

Pero ahora las casas de juego están intentando que la realidad virtual sea lo más agradable posible para el espectador, de forma que esta consiga atrapar al cliente y mejorar su experiencia. Quién mejor para conseguir eso que los propios fabricantes de videojuegos.

El realismo de las marcas ya mencionadas anteriormente, que realizan sus propios torneos, es espectacular y por eso se ha querido trasladar ese realismo a los artilugios de las salas de juego. No solo eso sino que las propias tablas que cuentan con el crupier de siempre integran también un apoyo electrónico que va registrando los puntos, que calcula de forma automática el ganador de una partida, e incluso que incluye al propio repartidor dentro de una pantalla.

En segundo lugar, los casinos han acabado cediendo a que los e-sports tuvieran su propio apartado de apuestas, tanto en páginas webs como en máquinas físicas destinadas a deportes. Poder seguir un evento muy popular de este sector y a la vez poder apostar en él supone un atractivo más que interesante para las personas de corta edad.

Con los juegos de rol es más complicado hacerlo, aunque también se están buscando fórmulas que los puedan integrar, pero con videojuegos deportivos en los que un jugador compite contra otro y cada cual lleva su equipo resulta muy sencillo. Es como una apuesta a un partido normal, pero en este caso apuestas en esports.

Y en tercer lugar, y quizá el más sorprendente de todos, es el patrocinio que están haciendo los casinos de este tipo de eventos. Al atraer a tanta masa de personas los beneficios son muy sustanciales.

Compensa ofrecer todo el servicio técnico para que un campeonato de un videojuego salga adelante, ya que tu marca estará en pantallas de ordenadores, tablets y móviles de todo el mundo de forma simultánea. Pero hay algunas salas de juego que se están uniendo para ir incluso un paso más allá. Y no podía ser en otro lugar que en Las Vegas. Los e-sports son más que bienvenidos en el estado de Nevada. De hecho tienen su propia construcción en la que reunirse.

Hablamos del Esports Arena Las Vegas. Este edificio es un escenario especialmente diseñado para la organización de eventos relacionados con los e-sports, tales como competiciones online entre jugadores o torneos que se desarrollan en directo.

Cuenta con una tecnología muy avanzada, cientos de puestos individuales de ordenador en los que los jugadores pueden manejar su actividad y grandes pantallas que van rotando de monitor para poder ver varias partidas simultáneas a lo grande. En definitiva, un avance para poder empezar a abrir un hueco a estos videojuegos en la industria de las apuestas.

Y es que Las Vegas conecta todo ello con los casinos. Ofrecen cuotas muy especiales para estos eventos en sus salas, de forma que el público más joven que esté pendiente del evento o que acuda a él de forma presencial tenga contacto con el salón de juegos.

También algunos de los campeonatos acaban teniendo premios en metálico para poder canjearlos por fichas en los casinos. Todo ello con el objetivo de que la localidad estadounidense comience a rejuvenecer en lo que al turismo se refiere. Este pabellón ya es toda una referencia en el mundo y supone una revolución en el sector de las apuestas.

Las Vegas ha sido la primera en saber reaccionar rápidamente ante los cambios que se están produciendo con relación a los casinos, pero seguro que no va a ser la última. Ya hay varios proyectos desarrollándose que imitan al Esports Arena, e incluso otras propuestas novedosas que se inaugurarán en los próximos años.

No se puede adelantar nada sobre esto, lo que si es seguro es que prácticas como torneos de NFL o Fornite ya han tenido su lugar en el recinto de Nevada. Las casas de apuestas ofrecieron cuotas para poder arriesgar capital en estos eventos y tienen previsto seguir haciéndolo. Es el paso hacia el futuro de las salas de juego.

^ Volver arriba

Casino Bono 
CGMCasino Gran Madrid510€Jugar
marcaMarca240€Jugar
sportiumSportium510€Jugar