Poker Caribbean Stud

El poker Caribbean Stud es una variante del popular juego del poker en la que los jugadores se enfrentan al crupier. Se trata de una variedad del juego con una curiosa historia ya que no encontramos unanimidad sobre sus orígenes: unos dicen que fue creada en las Antillas por los propietarios de un casino en Aruba, donde parece ser que tuvo mucho éxito en los cruceros-casino. Otros en cambio atribuyen la invención de esta variante a un tal David Slanky, que tenía toda una carrera vinculada a las apuestas y el juego.

Además existe una tercera posibilidad y es que este juego provenga de la ciudad del juego por excelencia (con permiso de Macao). Nos referimos a Las Vegas, claro está.

Se trata de un juego de los años 80, ese dato es seguro, y también es seguro que el bote que suele acumular para el ganador es uno de los principales reclamos y motivo de su éxito. Los casinos sin duda vieron en él una manera más de sumar mesas con toques diferentes para los aficionados al poker, que son legión.

La adición del bote progresivo sí parece ser debida a los “padres” antillanos del juego, puesto que Danny Jones, propietario de casinos, supo escuchar a Michael Titus, un ingeniero de software que le sugirió incluir este bote para que el juego despegara entre los aficionados.

El juego dejaba un margen de ganancia muy amplio para la banca, por lo que podía haber caído en desuso, así que con la inclusión de este bote se trataba de incentivar a los jugadores

Objetivo del juego

Tu objetivo será conseguir una mano de poker que supere a la del crupier, al que te enfrentas aunque haya varios jugadores sentados a la mesa. Tendrás que predecir si tu mano de cinco cartas es mejor o peor que la del dealer. De cualquier modo, que no tengas que pensar en las estrategias de otros jugadores no lo convierte en un juego en el que es fácil ganar: debes tener en cuenta que aunque puedas aportar tu parte de estrategia o sentido común, no deja de ser un juego de azar.

Cómo jugar al Caribbean Stud Poker

En este juego, lo primero nada más sentarse a la mesa es colocar una apuesta en la zona del tapete denominada Ante. Adicionalmente podrás efectuar una aportación al bote progresivo. Todo esto se realizará antes de que el dealer o crupier anuncie la finalización de este primer periodo de tiempo con un “no más apuestas”.

Si algún jugador aporta al bote progresivo, se suele iluminar un dispositivo señalando su mano como la que participa en el bote.

poker caribbean stud reglas

Después, el dealer repartirá cinco cartas a cada jugador y a sí mismo. Las cartas se reparten boca abajo y el dealer descubrirá una de sus cartas tras lo cual los jugadores pueden mirar sus manos, sin mostrarlas. A partir de aquí el jugador escoge entre seguir adelante o retirarse (quien se retira pierde la apuesta Ante).

Si deciden jugar, deben colocar su apuesta, “call”, que será del doble que la Ante que colocaron en primer lugar para que se iniciara el juego. Una vez estén las apuestas sobre la mesa, el dealer mostrará sus cuatro cartas ocultas. Éste sólo podrá calificar para seguir jugando si tiene en su mano tanto un as como un rey, o si tiene una pareja o cualquier otra combinación mayor del poker.

Si no calificar, es decir: si no tiene en su mano los requisitos mínimos para poder continuar, los jugadores ganan la apuesta Ante y se les devuelve la Call.

Si califica el crupier, el juego continúa, se dice que “hay acción”.  Por eso al jugador que tenga una buena mano le interesa que el dealer califique.

Se comparan las cartas con las de los jugadores empezando por el de la derecha. Todas las manos que superen a la del dealer ganan (las dos apuestas realizadas: la primera por el doble y la segunda según la combinación mostrada por el jugador). Os adjuntamos un breve resumen de cómo se paga la apuesta call según las distintas combinaciones ganadoras:

  • Pareja: se paga 1 a 1.
  • Doble pareja: se paga 2 a 1.
  • Trío: se paga 3 a 1.
  • Escalera: se paga 4 a 1.
  • Color: se paga 5 a 1.
  • Full: se paga 7 a 1.
  • Poker: se paga 20 a 1.
  • Escalera de color: se paga 50 a 1.
  • Escalera real: se paga 100 a 1.

Si no superan a la mano del dealer, pierden las dos apuestas, tanto la ante como la call..

En cuanto a la apuesta del bote progresivo, ésta es autónoma de las demás, y para ganarla el jugador debe de conseguir unas combinaciones muy concretas: Color, Full, Poker, Escalera de color o Escalera Real. Se pagarán distintos importes o porcentajes del bote según la combinación conseguida.

Estrategia en el Caribbean Stud Poker

Como en todos los juegos, os recomendamos no dejaros llevar por estrategias infalibles: el hecho es que no sabemos qué cartas nos van a tocar ni cuáles tendrá el dealer. Pero sí podemos establecer unos parámetros mínimos con los que guiarnos a la hora de actuar en una partida de Caribbean Stud Poker:

  • Si no tienes al menos una pareja, es mejor no seguir.
  • Cuando no tenemos combinaciones ganadoras de las previstas en el poker pero sí tenemos cartas altas como un as o una K, fijémonos en nuestras cartas restantes y comparémoslas con la carta descubierta del crupier.