Ruleta Francesa

Aprende a jugar a la ruleta francesa con estas sencillas reglas para principiantes.

Objetivo del juego

Este juego permite que cada participante apueste en contra de la banca sobre el número premiado que resulta tras haber hecho girar una bola dentro de una ruleta dividida en secciones numeradas, para hacerlo tendrá a su disposición una gran variedad de apuestas cuya probabilidad de victoria determina el premio a obtener, siendo este mayor cuanto menor sea la probabilidad.

Se trata de un juego de azar porque existe un mecanismo, la ruleta, que aleatoriamente da un resultado que determina la jugada ganadora y en este caso se trata del número de la ruleta en el que se deposita la bola. El crupier representa al casino y se encarga de accionar la ruleta además de conducir la partida. Este puede ir acompañado de otros empleados del casino que le puedan facilitar su misión.

No hay un número mínimo o máximo de participantes por ruleta, cualquiera puede participar, ocupando uno de los asientos o estando de pie. Tampoco existe obligatoriedad de apostar, se puede participar en las jugadas que se desee.

Elementos del juego

La ruleta en sí es una máquina en la que se diferencian dos partes, una que gira donde se lanza la bola que decide el resultado de la partida y otra en la que se realizan las apuestas.

Ruleta y bola: La ruleta es un cilindro cuyo fondo interior está dividido radialmente en 37 secciones, cada una de ellas con un número. La colocación de los números responde al diseño original de Blaise incorporando el 0. Siguiendo el sentido de avance del reloj, así es como están situados los números en la ruleta: 0, 32, 15, 19, 4, 21, 2, 25, 17, 34, 6, 27, 13, 36, 11, 30, 8, 23, 10, 5, 24, 16, 33, 1, 20, 14, 31, 9, 22, 18, 29, 7, 28, 12, 35, 3 y 26. La bola se lanza haciéndola rodar por uno de sus laterales, equipados con sopladores, haciendo que esta gire hasta que, debido a su peso, termine cayendo en una de las divisiones numeradas.

El crupier se encarga de girar la ruleta y lanzar la bola.

Tablero: Sobre este están dibujadas las diferentes secciones donde se representan todos los números de la ruleta. Se distribuyen en: una fila reservada al 0 y doce filas dividas por tres columnas para los demás números. A derecha e izquierda de la sección numérica se encuentran seis casillas en las que se definen las apuestas sencillas, tres por lado con una longitud de 4 filas cada una: Par – Impar (filas 1-4), Rojo – Negro (filas 5-8) y Falta – Pasa (filas 8-12), quedando Falta, Impar y Rojo a la derecha de la sección numérica y Pasa, Par y Negro a la izquierda. Bajo la sección numérica hay una fila más, también dividida en tres casillas reservadas para apostar por columnas.

A ambos lados de está última fila se encuentran las casillas para apostar por las docenas (primera, segunda y tercera), tres a cada lado. Esta descripción se ajusta al modelo de tablero más extendido y utilizado, pero existen versiones en las que varía la colocación de las casillas destinadas a las apuestas sencillas mientras que la sección numérica debe ajustarse al mismo patrón anterior.

El tablero es la zona donde los jugadores pueden colocar sus fichas, pero es el crupier quien se encarga de gestionarlas una vez termina el turno de apostar.

Fichas: Cada participante tendrá que tener dinero cambiado en fichas para poder participar, además será responsable de gestionarlas mientras no estén sobre el tablero de apuestas. Las fichas pueden tener distintos colores y valores.

Tipos de apuestas

Como en todos los juegos de casino, existen unos límites mínimos y máximos que se deben respetar a la hora de apostar. Estos los determina cada sala, pudiendo haber distintos límites de apuestas en diferentes mesas de Ruleta dentro del mismo casino. A continuación detallamos cada tipo de apuesta que pueden realizar los jugadores de Ruleta Francesa.

Apuestas sobre la sección numérica

Son aquellas en las que el jugador apuesta a que la bola caerá en alguno de los números elegidos, si sale el 0, gana la Banca y todas estas apuestas se dan por perdidas.

Pleno: Se apuesta a un número. Si resulta ganadora se cobra 35-1. La apuesta se coloca en el centro de la casilla del número correspondiente.

Pareja: Se apuesta a dos números. Si resulta ganadora se cobra 17-1. La apuesta se coloca sobre la línea que separa las casillas de ambos.

Fila: Se apuesta a los tres números de una misma fila. Si resulta ganadora se cobra 1-1. La apuesta se coloca sobre el medio de la línea que separa al numero menor/mayor de las casillas de apuestas sencillas.

Cuadro: Se apuesta a cuatro números juntos. Si resulta ganadora se cobra 8-1. La apuesta se coloca sobre el vértice que une las cuatro casillas.

Fila doble: Se apuesta a los seis números de dos filas consecutivas. Si resulta ganadora se cobra 5-1. La apuesta se coloca en el vértice que une los dos números menores/mayores con las casillas de apuestas sencillas.

Columna: Se apuesta por los 12 números de una de las tres columnas. Si resulta ganadora se cobra 2-1. La apuesta se coloca sobre el medio de la línea superior del número más pequeño de la columna, o sobre la mitad de la línea inferior del número más grande de la columna.

Docena: Se apuesta por los 12 números de la primera (1-12), segunda (13-24) o tercera (25-36) docena del tablero. Si resulta ganadora se cobra 2-1. La apuesta se coloca en el centro de la casilla específica que represente la docena deseada.

Dos columnas: Se apuesta por los 24 números de dos columnas, teniendo que elegir por primera y segunda o segunda y tercera. Si resulta ganadora se cobra 1-2. La apuesta se coloca en la esquina superior que une los dos números más bajos o en la esquina inferior de los números más altos de ambas columnas.

Dos docenas: Se apuesta por los 24 números incluidos en dos docenas, teniendo que elegir por primera y segunda (números del 1 al 24) o segunda y tercera (números del 13 al 36). Si resulta ganadora se cobra 1-2. La apuesta se coloca en la línea que une las dos casillas correspondientes a las docenas por las que se quiere apostar.

Apuestas sencillas

Son aquellas en las que el jugador apuesta por la condición del número que salga en la ruleta. Se trata de apuestas en las que se juega por dieciocho números y tienen una relación de pago 1-1. Si sale el 0, los apostantes tienen dos opciones, recuperar la mitad de su apuesta o dejar su apuesta en prisión de forma que permanece hasta la siguiente jugada, si entonces gana sólo recupera la apuesta, si pierde la Banca se la lleva y si vuelve a salir 0 se le vuelven a ofrecer las mismas opciones considerando que la apuesta ya perdió la mitad de su valor.

Estos son los distintos tipos de apuestas sencillas existentes.

Par o Impar: 2, 4, 6, 8, 10, 12, 14, 16, 18, 20, 22, 24, 26, 28, 30, 32, 34 y 36 son los números pares de la ruleta mientras que 1, 3, 5, 7, 9, 11, 13, 15, 17, 19, 21, 23, 25, 27, 29, 31, 33 y 35 son los impares.

Rojo o Negro: 1, 3, 5, 7, 9, 12, 14, 16, 18, 19, 21, 23, 25, 27, 30, 32, 34 y 36 son los números rojos de la ruleta mientras que 2, 4, 6, 8, 10, 11, 13, 15, 17, 20, 22, 24, 26, 28, 29, 31, 33 y 35 son los negros.

Falta o Pasa: Falta son los primeros dieciocho números, del 1 al 18, mientras que Pasa son los segundos dieciocho números, del 19 al 36.

Mecánica del juego

La jugada arranca con el crupier anunciando el comienzo del turno de apuestas utilizando la famosa frase “hagan sus apuestas”. Es entonces cuando cada participante de la mesa puede efectuar todas las apuestas que quiera situando las fichas en su correspondiente lugar. Es importante conocer todas las apuestas o preguntar al crupier si se tiene duda ya que una vez colocadas las fichas y terminado el turno de apuestas, no habrá lugar a reclamaciones.

Con todo dispuesto, el crupier hace girar la ruleta y toma la bola para después lanzarla.

Pasado un tiempo prudencial y mientras la bola sigue girando en el interior de la ruleta, el crupier cierra el turno de apuestas con otra famosa frase: “no va más”, quedando anulada cualquier apuesta depositada después de ese momento.

Cuando la bola termina de girar y cae sobre uno de los números, el crupier anuncia el resultado del lanzamiento indicando el número, el color, si es par o impar y si es falta o pasa.

Para finalizar, el crupier procede con el cobro y pago de apuestas, dejando el tablero totalmente despejado para la siguiente jugada.