Juegos de casino olvidados: Sic Bo

Todos los jugadores que normalmente acuden a los casinos europeos conocen la mayoría de juegos que se practican en ellos. Algunos son muy sencillos de jugar y enganchan bastante fácil al cliente. Otros, sin embargo, entrañan más dificultad y exigen trazar una estrategia previa para obtener ganancias. Pero también existen juegos de los que poco hemos oído hablar; en ocasiones porque son exclusivos de algunas regiones y otras veces porque se dejaron de jugar en el pasado.

Pero hoy en día, con los casinos online, prácticamente la oferta se amplia todo lo que se puede. La intención es atraer a clientes de todas las partes del mundo y por ello estos deben tener las diversiones más populares en todos los países. El Sic Bo es un juego de dados que se suele practicar en el continente asiático, pero que también en Europa y América ha tenido su repercusión. Ahora no todas las salas de juego lo incluyen porque no todos los jugadores lo conocen.

Lo cierto es que es un juego muy interesante, parecido en cierta forma a la ruleta, y merece la pena saber más sobre él para poder practicarlo en los casinos a los que acudamos. Esta práctica ofrece bastantes opciones de ganancia y por tanto no se debe descartar tan rápido como lo harían algunos usuarios.

Historia del Sic Bo

Para entender el desarrollo de este juego nos tenemos que remontar hasta hace casi 2000 años atrás. La civilización china es una de las más antiguas del mundo. De hecho, algunos historiadores consideran que ya habrían vivido hace 5000 o 6000 años. Sin embargo, antiguos escritos afirman que hace unos 3500 años fue cuando se produjo el verdadero desarrollo de las primeras dinastías orientales.

Por aquella época los chinos ya tenían fama de inventar juegos para pasar el tiempo usando lo que tenían en su vida diaria. Huesos, piedras o ladrillos era lo que utilizaban como fichas para poder competir unos frente a otros. El Sic Bo fue uno de esos juegos de azar a los que China vio nacer. Un juego que se empezó a hacer muy popular en sus regiones a raíz de que se abrieran varios casinos asiáticos en la región de Macao. Sus salas de juego son muy famosas y atraen a muchos turistas. Lo mismo que su capital, Ciudad de Macao, una de las ciudades más ricas del mundo en la actualidad.

El juego también fue bautizado como Tai Sai, Hi-Lo o Dai Siu y cuyo significado es algo parecido a “grande o pequeño”. En sus inicios solo se jugaba en China y especialmente en la región de Macao donde pronto fue uno de los juegos que más ingresos proporcionaba a los magnates del país. A principios del siglo XX fue cuando comenzó su expansión hacia occidente y concretamente hasta Estados Unidos. Los inmigrantes chinos tuvieron mucha culpa de ello y al final los casinos de Las Vegas y del resto del país americano tuvieron que incluirlo en su oferta.

Para poder adaptarlo a los jugadores americanos se crearon varias versiones del juego llamadas Chuck-a-Luck o Birdcage envolved. También Reino Unido se iba a hacer eco de este interesante juego y lo iba a combinar con las reglas del Hazard. Este complicado juego fue introducido en las islas por el legendario Bernard de Marigny, primer padre de los craps. Precisamente este juego es el antecedente de lo que después acabarían siendo los populares craps en tierras inglesas y en el resto del mundo. El Hazard se jugaba con dos dados únicamente, pero para poder adaptarse al Sic Bo se creó una versión llamada Gran Hazard en la que ya si que se utilizaban las tres piezas.

En el año 2002 se logró la licencia para que los casinos de Reino Unido pudieran ofrecer este juego, aunque para entonces ya se había hecho muy popular en otras zonas como Estados Unidos o Filipinas, donde se conoce como Hi-Lo. A día de hoy todavía sigue siendo el juego que más reclaman los apostadores orientales y el que más ganancias da a los directores de las salas de juego.

Objetivo del juego

La finalidad del juego es muy sencilla y como ya hemos dicho se parece bastante al de la ruleta. Los jugadores deben hacer sus apuestas en las diferentes secciones del tablero de juego. Se trata de adivinar la combinación de dados que va a salir y según las apuestas obtendrás más ganancias o menos.

Elementos del juego

versión online de sic bo

Fuente: winnergambling.com

  • Tablero de Sic Bo
  • Dados de casino
  • Cofre (en el que se guardan los dados y se agitan)
  • Fichas (de las de apostar)

Cómo se juega al Sic Bo

El juego consiste en intentar adivinar el número que se va a obtener de los tres dados que se lanzan. Los jugadores deben hacer sus apuestas antes de que se haga el lanzamiento. Para ello tienen un tablero lleno de posibilidades en el que posarán las fichas antes de que el tiempo finalice. En el caso de tratarse de un casino presencial, será el crupier el que indique que ya no se admiten más apuestas. También se encargará de repartir las fichas a los ganadores y de agitar los dados.

Si hablamos de un casino online hay varias opciones. Puede haber un repartidor virtual detrás de la pantalla que vaya haciendo los movimientos. También puede darse el caso de que seas tu mismo el que haga mover los dados con el ratón y automáticamente se te den las fichas que hayas ganado o se te retiren las perdidas. Hay otra diferencia fundamental que se debe mencionar y es que un jugador puede jugar contra otro o contra el crupier.

La forma más habitual es la primera, pero a veces en las versiones online no hay crupier y se puede apostar contra el otro jugador y a su favor. Son diferentes formas de entender el juego. Es lo mismo que ocurre con las opciones de apuesta. Algunos mercados tienen más ventaja respecto a la casa que en otros. Por eso es necesario mencionarlas.

Apuestas del Sic Bo

  • Grande: la apuesta es ganadora si el total de la suma de los tres dados está entre el 11 y el 17. Hay una excepción, que es que salga un triple. En ese caso el casino resulta ganador. Las probabilidades de ganancia son de un 48,6% y la ventaja de la banca de 2,78%.
  • Pequeño: la apuesta es ganadora si el total de la suma de los dados está entre el 4 y el 10. Hay una excepción, que es que salga un triple. En ese caso el casino resulta ganador. Las probabilidades de ganancia son de un 48,6% y la ventaja de la banca de 2,78%.
  • Impar: la apuesta es ganadora si el total de la suma de los dados da un número impar. Hay una excepción, que es que salga un triple. En ese caso el casino resulta ganador. Las probabilidades de ganancia son de un 48,6% y la ventaja de la banca de 2,78%.
  • Par: la apuesta es ganadora si el total de la suma de los dados da un número par. Hay una excepción, que es que salga un triple. En ese caso el casino resulta ganador. Las probabilidades de ganancia son de un 48,6% y la ventaja de la banca de 2,78%.
  • Triple: la apuesta es ganadora si sale el mismo número específico que usted indique en los tres dados. Las probabilidades de ganancia son de un 0,46% y la ventaja de la casa de 30,1%.
  • Cualquier triple: la apuesta es ganadora si sale el mismo número en los tres dados sea cual sea. Las probabilidades de ganancia son de un 2,8% y la ventaja de la casa de 30%.
  • Cualquier par: la apuesta es ganadora si sale el mismo número que usted indique en al menos dos de los tres dados. Las probabilidades de ganancia son de un 7,41% y la ventaja de la casa de 33,3%.
  • Total de los tres dados: la apuesta es ganadora si sale un número que esté dentro del intervalo que usted seleccione. Existen: 4 o 17, con una ventaja de la casa de un 29,1%; 5 o 16, con una ventaja de la casa de un 47,2%; 6 o 15, con una ventaja de la casa de un 30,5%; 7 o 14, con una ventaja de la casa de un 9,7%; 8 o 13, con una ventaja de la casa de un 12,5%; 9 o 12, con una ventaja de la casa de un 18,9%; 10 u 11, con una ventaja de la casa del 12,5%.
  • Número de dos dados: la apuesta es ganadora si en dos de los tres dados salen dos números específicos que usted indique. Las probabilidades de ganancia son de un 13,9% y la ventaja de la casa de 16,7%.
  • Individuales: la apuesta es ganadora si sale un número específico de entre uno y seis en uno de los dados, en dos o en los tres. Las probabilidades de ganancia en el primer caso son de un 34,7%, en el segundo de un 6,94% y en el tercero de un 0,46%. La ventaja de la casa es de 7,9%.
  • Cuatro números: la apuesta es ganadora si salen tres de los cuatro números de una de las siguientes combinaciones; del 6 al 3, del 4 al 1, del 5 al 2, o del 6 al 2 sin incluir el 4. Las probabilidades de ganancia son de un 11,1% y la ventaja de la casa también del 11,1%.
  • Tres números únicos: la apuesta es ganadora si salen tres números específicos diferentes en cada uno de los dados. Las probabilidades de ganancia son de un 2,8% y la venta de la casa de 14%.
  • Doble e individual: la apuesta es ganadora si sale un doble de un número específico que usted indique y el otro dado mostrará otro número específico también indicado por usted. Las probabilidades de ganancia son de un 1,4% y la ventaja de la casa de 15,3%.