El paraíso del Sun City Casino

Entrada del Sun City Casino

En el repaso a los mejores casinos del mundo hoy nos desplazamos hasta el continente africano. Concretamente nos vamos lo más al sur posible, es decir, a Sudáfrica. Una tierra de muchos contrastes en lo que a la población se refiere. Algunas regiones tienen una esperanza de vida muy baja, mientras que las ciudades cercanas a la capital experimentan una subida bastante considerable. Estas zonas destacan por ser muy ricas y todo lo que tenga que ver con lujo llama a las salas de juego.

En la provincia del noroeste (North West), muy cerca de la ciudad de Rustenburgo, encontramos el Sun City Casino, dentro del complejo que lleva su mismo nombre. Un lugar paradisiaco y que es responsable de atraer a un gran número de turistas. A pesar de estar alejado de la zona costera es muy popular entre los resorts hoteleros del país, sobre todo por lo exótico del paisaje. Sun International es la empresa que gestiona estas instalaciones residenciales y la que controla gran parte del mercado en el territorio.

Historia del Sun City Casino

Para entender la creación de todo este lugar nos tenemos que remontar a finales de los años sesenta. Para ser más precisos a 1969, cuando un magnate muy famoso del territorio sudafricano, llamado Sol Kerzner, decidió unir sus fuerzas con una empresa que por entonces se dedicaba al embotellamiento de cervezas. La idea era crear una empresa dedicada al sector de la hostelería y ahí fue cuando nació el primer germen de Sun International.

Diez años después esta asociación crearía el resort Sun City para atraer a los turistas. La inauguración se realizó el siete de diciembre de 1979 y por entonces estaba situado en el estado independiente de Bophuthatswana. Ese fue también el preciso instante en el que el casino completó su formación y se puso a operar de forma normalizada. Sin embargo los siguientes años no iban a ser nada fáciles; por un lado por la situación que vivía el país y por otro por el boicot al que se iba a enfrentar.

El apartheid de Sudáfrica controlaba este territorio. Era una especie de gobierno que imponía su ley, la cual fomentaba la separación de razas dentro del país. El estado independiente estaba bajo su cargo y como tal no se regía ni por los reglamentos del continente, ni por los de Naciones Unidas. Esto le permitió ofrecer todo tipo de lugares de entretenimiento como casinos y todo lo que tuviera que ver con juegos de azar sin límites. Y como tal esto levantó muchas críticas en el resto del mundo.

Mientras el complejo Sun City empezaba a ganar popularidad entre la población refugiada en las grandes ciudades, Naciones Unidas y otras organizaciones con los mismos fines se encargaban de realizar un boicot cultural a todas las regiones sudafricanas que formaran parte del apartheid. Esto no se lo puso nada fácil al Sun City Casino, que prosperaba pero a un ritmo más lento del esperado.

Mesas del Sun City Casino

Fuente: zambianeye.com

La sociedad encontró una manera de acelerar todo ese proceso de consolidación y fue invitando a grandes personalidades del grupo de la música al casino, para que tocaran sus temas en las instalaciones y por tanto las dieran a conocer. Y no fueron cantantes desconocidos ni mucho menos ya que encontramos conciertos de Liza Minelli, Rod Stewart, Elton John, o personajes que estaban muy relacionados con el mundo de las salas de juego como Frank Sinatra.

También muchas bandas de rock de la época dieron un paso adelante hacia Sun City. El caso más conocido fue el de Queen, que levantó muchas ampollas en los colectivos musicales y se ganó unas críticas feroces por estas acciones. Sin embargo, los británicos nunca se amedrentaron y se defendieron diciendo que no había ningún tipo de interés detrás de todo ello. Incluso en un video promocional del casino, se utilizó una de las canciones del grupo, concretamente la de “We Will Rock You”.

Tan solo al año de haber abierto sus puertas, el Sun City Casino se hacía famoso por la celebración de un combate de boxeo entre el por entonces campeón mundial y un retador sudafricano. La cosa marchaba a pesar de toda la polémica que se había generado alrededor del resort.

Mientras tanto, en el interior de la compañía se sucedían las divisiones en cuanto al reparto de dividendos. Se creaba Sun International bajo la dirección Kerzner y se decidía que sería ésta la que se encargara del control de los casinos de la zona, entre ellos el Sun City Casino. Por su parte Southern Sun se quedaba con los complejos hoteleros, hasta que otra nueva empresa dedicada a cines, restaurantes y transportes se interesó en Sun Internacional. La separación era inminente y al final Southern Sun acabó siendo competencia directa en salas de juegos con Sun International.

Con todo un poco en el aire, en 1994 los estados independientes del apartheid se reintegraron por fin a Sudáfrica, dando por finalizado el problema. El Sun City Casino por fin tenía vía libre para mirar hacia el futuro, un futuro que se despejaba con la fusión de Sun International a la nueva empresa que ya tenía una gran parte de participación en ella. Nacía Sun International Limited en 2004, que es la empresa que hoy en día está operativa, y como tal empezaba su expansión por el resto del mundo.

Alrededores del casino

El Sun City Casino se encuentra en una zona que destaca por ser muy rica en la refinería de metales preciosos. Es una región minera desde la que se realizan muchas exportaciones al exterior de este tipo de materiales. Como tal es una zona rica y exuberante que destaca por tener unos paisajes muy bonitos. Situado al pie de los sistemas montañosos, el resort Sun City se rodea de bosques y sendas a través de las que darse largas caminatas.

Ya en el interior del complejo encontramos cuatro hoteles, tales como el Soho Hotel, el Cascades Hotel, el Cabañas y el Palacio de la Ciudad Perdida. Todos tienen un estilo muy singular y atractivo de cara a los turistas. Su constitución es diferente a la que podemos encontrar en cualquier otro lugar de África. Además de ello está el Vacation Club, una serie de apartamentos que se pueden alquilar durante un tiempo determinado y que incluso pueden compartir los residentes si así lo desean.

Cuenta también con restaurantes, bares y salas en las que organizar conciertos de música. En los últimos tiempos han seguido abundando grandes artistas interesados en ofrecer lo mejor de su repertorio, tanto en las afueras como en el interior de la sala de juegos. Y en cuanto al entretenimiento no faltan dos campos de golf diseñados por una conocida marca de la región.

El Sun City Casino

Centrándonos ya en el casino en sí, no es el más grande de África pero si uno de los más glamurosos. En él podemos encontrar la última tecnología en lo que a sus salas se refiere y también en cuanto a su oferta de juegos. Combina máquinas de entretenimientos populares con elementos más novedosos, y todo ello para que tanto personas experimentadas como principiantes se sientan lo más a gusto posible. Recientemente se han renovado algunas de sus instalaciones, por lo que actualmente parece una sala de juegos totalmente nueva.

Tragaperras del Sun City Casino

Fuente: onlinecasinosa.co.za

Tiene una buena oferta de más de cien máquinas tragaperras con un mínimo establecido de un rand en el salón principal. En cuanto a las mesas de juegos tenemos:

En cuanto a la primera, el límite de entrada es de cincuenta rands, en las dos siguientes de cien rands y en la ruleta la apuesta más baja debe ser de diez rands. Todas se encuentran disponibles todos los días del año dentro del horario establecido. El casino está cerrado en las primeras horas de la mañana y suele abrir a las once, y a la una los días festivos. En todo ese tiempo se pueden disfrutar de estas tablas de juego.

Además del salón principal cuenta con una sala VIP para jugadores más selectivos y que deseen jugar con apuestas más altas. Las tragaperras exigen un mínimo de cien rands en esta sala, mientras que en las mesas se permite un máximo de 5.000 rands en blackjack, 500 en la ruleta americana y 10.000 en las de baccarat.

También hay otra habitación anexa llamada Sun City Privé en la que hay un área de juegos de lujo y mesas premium. Con carácter extraordinario, el Sun City acoge torneos de poker, en la categoría Texas Holdem, para deleitar a los clientes de los mejores jugadores del continente. Incluso se organizan torneos internos en la propia instalación. Por supuesto hay bar y terraza para poder descansar y un puesto de cambio de divisas en el que es obligatorio presentar el pasaporte.

Todo muy bien preparado para dar el mejor servicio posible. En los últimos años tanto el casino como el resort han estado muy reconocidos dentro del mundo de la hostelería. Tanto es así que se le han otorgado numerosos premios en los sectores de viajes, turismo, cultura e incluso medio ambiente. Algunos de ellos muy prestigiosos y que dan un caché destacado a Sun International. Poco a poco su extensión se va completando hasta expandirse a Sudamérica. Allí la asociación es dueña de uno de los casinos más importantes de Chile.

Casino Bono 
888888188€Jugar
botemaniaBotemania200€Jugar
Marca240€Jugar