Blackjack Americano

Aprender a jugar al Blackjack Americano es muy sencillo con estas reglas básicas para principiantes.

Introducción al Blackjack Americano

El Blackjack “original” o “clásico” es el llamado Europeo, surgido en el viejo continente, el cual se pudo extender por todo el mundo con el paso de los años hasta llegar al nuevo mundo, donde comenzó una evolución paralela para terminar por convertirse en una nueva versión del original, el Blackjack Americano. La versión americana del juego mantiene un buen número de características comunes con su predecesor pero cuenta con suficientes diferencias como para considerarlas y tenerlas en cuenta. El uso de la baraja francesa se mantiene, al igual que el número de barajas que podrán ser utilizadas pero mejor ir paso por paso para ver todas las diferencias.

Objetivo del juego

Siguiendo la línea de la versión europea, aquí cada jugador tendrá que vencer a la banca con una jugada superior, tratando de sumar 21 puntos o alcanzar una suma que se aproxime sin sobrepasar dicha cifra.

Cada jugador de la mesa contará con dos naipes de inicio con los que jugar sumando sus valores y añadiendo otras cartas si lo quisiera, así podría añadir tantas cartas como quiera hasta conseguir 21 puntos en el mejor de los casos, o añadir cartas hasta tener una suma que considere buena para ganar, por lo que se plantaría. Si añadiendo cartas la jugada supera los 21 puntos, está queda eliminada de manera automática.

El crupier es el representante de la banca y se encarga de jugar su mano para competir contra los jugadores de la mesa. En su caso existen unas reglas fijas que siempre se cumplen: si la suma de las cartas que forman su jugada es de 16 puntos o inferior está obligado a pedir una carta adicional. En cambio si la suma es de 17 puntos o más, estará obligado a plantarse. Al igual que los demás jugadores, si se pasa de 21 puntos su mano queda eliminada.

blackjack dispoción de la mesa

Ganan aquellos jugadores que superan la mano de la banca, pierden aquellos que tienen una mano inferior y empatarán con la banca aquellos que tengan la misma jugada, la misma suma de puntos. Conseguir 21 puntos con las dos cartas de inicio es conocido como Blackjack, sólo se puede conseguir teniendo un As y una figura, pero para entenderlo mejor se deben conocer los valores de cada carta.

Valor de las cartas en el Blackjack Americano

En la baraja francesa hay 52 cartas pero no todas tienen el valor que podríamos pensar inicialmente.

Los Ases de la baraja son las cartas más codiciadas por su versatilidad, 1 y 11 puntos son los dos valores que pueden tener, siendo el portador de la carta el que toma la decisión de cual de los dos valores elegir.

Las “cartas normales” son aquellas comprendidas entre el 2 y 9 y su valor es el mismo que el de su índice numérico.

Para finalizar quedan 10, J, Q y K. Son las llamadas figuras y todas tienen el mismo valor, 10 puntos.

A continuación se puede ver la asociación de cartas con sus correspondientes valores en el Blackjack:

valor cartas blackjack

Mecánica del juego

Mesa, asientos y crupier

Como buen juego de casino, el Blackjack dispone de una mesa diseñada específicamente para su desarrollo. En ella se distinguen dos zonas, la del crupier y a su frente donde se colocan los jugadores.

Ronda de apuestas

Para que de comienzo una mano de Blackjack lo primero que se debe hacer es completar la ronda de apuestas. Es el momento que aquellos jugadores de la mesa que deseen participar en la mano hagan sus apuestas. Cada uno de ellos colocará la cantidad de fichas o dinero que quiera apostar en su zona de juego ateniéndose a los límites establecidos por la banca.

Reparto de cartas

Hechas las apuestas llega el momento de comenzar a repartir las cartas, dos a cada jugador y otras dos al crupier, comenzando por el jugador que esté situado a la izquierda del crupier. Siempre se dan los naipes de uno en uno y en el sentido de avance del reloj.

blackjack orden de juego

Las dos cartas de cada jugador estarán boca arriba, mostrando su valor, mientras que en el caso del crupier, sólo será la primera la que quede visible mientras la otra quedará tapada.

Asegurar: Este paso sólo se da en el caso de que sea un As la carta visible del crupier. Al finalizar el reparto de cartas, los jugadores de la mano podrán optar por apostar a favor de la banca y minimizar sus posibles pérdidas. Consiste en apostar hasta una cantidad igual a la mitad de lo apostado en el inicio, a que la banca tendrá Blackjack junto con la carta que aún está tapada.

Una vez descubierto el As, cada jugador irá indicando si quiere optar por el seguro o no. Seguidamente el crupier comprobará el valor de la carta tapada sin que los demás jugadores la puedan ver. En caso de tener Blackjack, la mano finaliza pasando al cobro de apuestas. Los jugadores asegurados cobran su parte, los que tengan Blackjack empatan y recuperan su apuesta y los demás jugadores pierden sin poder jugar. Si por contrario no tuviera Blackjack, el crupier recogerá las apuestas de los seguros hechos y proseguirá la mano normalmente.

Si la carta visible de la banca fuera una figura o un diez, el crupier operaría de la misma manera que si tuviera un As pero sin dar opción a apostar por el seguro.

Turno de los jugadores: Terminados los preliminares es el momento de que cada jugador juegue su mano. El primero en poder hacerlo será el mismo que primero recibió las cartas en el reparto y cuando termine seguirán el mismo orden. Cada jugador tendrá varias opciones para jugar su mano:

Dividir o separar: Esta acción sólo se podrá llevar a cabo si las dos cartas del jugador son iguales o tienen el mismo valor. En este caso el jugador puede jugar su mano normalmente o separar las dos cartas y añadir una apuesta igual a la que hizo inicialmente en la carta separada. Cada una de las cartas recibe una adicional, que si fuera igual a la original, daría opción de volver a separar.

blackjack dividir

Una vez se tengan todas las nuevas manos con sus correspondientes apuestas se procederá a seguir con la mecánica del juego en cada una de las manos siguiendo el sentido de las agujas del reloj.

Pedir carta: Tras evaluar la situación general, cada jugador tiene la opción de pedir cartas para aumentar la suma de puntos con la que vencer a la mano de la banca. Se piden de una en una hasta que decida plantarse o se pase de 21 puntos. Si hubiera límite de cartas que se puedan pedir, este suele ser de 5-6 naipes. Cuando se pide carta para una mano de Ases separados, sólo se podrá pedir una sola carta por cada uno de los dos Ases.

Plantarse: El jugador que no quiera pedir más cartas podrá plantarse, puede ser con las dos cartas iniciales o tras haber pedido cartas.

Doblar: Esta acción permite que el jugador duplique su apuesta a cambio de recibir una sola carta, tras lo cual se plantará si no se hubiera pasado. Es posible que en determinadas mesas de Blackjack sólo se permita doblar cuando las cartas iniciales sumen una cantidad determinada.

Turno del crupier. Una vez todos los participantes terminaron de jugar sus manos es el turno de la banca pero si no quedaran manos en juego, el crupier simplemente levantaría su segunda carta y recogería para comenzar una mano nueva.

Si tuviera que defender su mano, el crupier procede tal y como dictan las reglas, pidiendo cartas hasta tener 17 puntos o más, teniendo que plantarse entonces. Una vez concluido su turno se pasa a comparar las manos para efectuar el cobro de las apuestas.

Cobro de apuestas

Si la banca se pasa de 21 pagará a todos los jugadores que no se hubieran pasado de 21 puntos.

La banca gana si tiene una jugada superior, pierde si es inferior y empata si es igual.

Los jugadores cobrarán con una relación 1-1 la cantidad apostada si ganan a la banca, excepto si consiguieran Blackjack, que entonces cobrarían con una relación de 3-2. Si el Blackjack se consigue con una mano separada de Ases, se cobra 1-1.

Los jugadores que empatan con la banca sólo podrán recuperar su apuesta.

Las apuestas de seguro se cobran o se pierden en el turno de asegurar. Si el jugador gana al tener Blackjack la banca, cobrará con una relación 2-1 la cantidad apostada.

Una vez se termine este punto, el crupier pagará y cobrará a quien corresponda para luego recoger las cartas y comenzar una nueva mano.